Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Ruta a caballo por el Valle Ourika de Marrakesh

    Compartir:

    Existe un exclusivo resort en Marruecos, el Hotel Shelman Marrakesh, que se convierte en un oasis en el desierto, ofreciendo al visitante una infinita paz y extraordinarios servicios.

    Los viajeros tienen la oportunidad de disfrutar de la presencia de los majestuosos caballos pura sangre de origen árabe, que forjan todo un símbolo del que se sirve el hotel. Y es que desde las diferentes terrazas y los jardines los hospedados pueden contemplar estos bellos animales.

    Para poder estrechar aún más la relación con los equinos y los visitantes, el hotel ofrece la posibilidad de realizar rutas a caballo a través de la cordillera del Atlas y el exótico Valle Ourika, ubicado a tan solo 30 kilómetros de Marrakech.

    El Valle Ourika es especialmente conocido por su vegetación y sus saltos de agua, además de figurar entre los bellos parajes más bellos de Marruecos. Además, desde el valle es posible admirar la Jabel Toubkal, la cima más alta del norte de África.

    Los trayectos a caballo dan la posibilidad al visitante, además de disfrutar del paisaje, de visitar un pueblo bereber, participar en una ceremonia del té tradicional, saborear deliciosos platos típicos de la gastronomía marroquí o probar exóticos zumos y cócteles bajo las típicas haimas.

    Los recorridos a caballo se pueden realizar en opciones de media jornada o de jornada completa y además puede apuntarse una sola persona o un grupo de varios participantes.

    No hay que temer por los caballos que se utilizan para estos itinerarios pues son equinos especialmente adaptados a este tipo de servicio.

    “Cuando Dios creó al caballo, le dijo al viento procedente del Sur: ‘Te dejaré como legado a mi más fiel criatura, el terror de mis enemigos, una belleza reservada sólo a aquellos que me obedecen’. Y Dios cogió un puñado de viento y creó al caballo”.

     

     

    Fuente e imagen: viajaryviajar.blogspot.com.es

     

     

    Artículos
    Suscríbete al boletín