Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Ruta a Caballo por la Sierra de Gredos

    Compartir:

    Decir que la Sierra de Gredos ofrece al visitante un paisaje espectacular es aportar pocos datos. De hecho, se nos pone en bandeja la posibilidad de atravesar las cañadas reales y rutas de trashumancia, y la experiencia de poder encontrarse de cerca con especies protegidas, como la cabra montesa y el águila real. Si todo eso se vive a lomos de un caballo la experiencia pasa a tener características casi divinas.

    Iniciamos el recorrido en Hoyos del Espino (Ávila), a unos 67 kilómetros de la capital abulense, desde donde accederemos a parajes casi vírgenes. Serán los guías de Gredos a Caballo quienes nos acompañarán en esta ruta ecuestre.

    Desde hace más de 25 años, sus caballos atraviesan la sierra y permiten que sus jinetes disfruten de todo cuanto el paraje tiene que ofrecer a los sentidos. Además, la asociación nos ofrece varias opciones de itinerarios para que podamos elegir en función de nuestro nivel de conocimiento y dominio sobre el caballo.

    Las amazonas y los jinetes más expertos tienen la posibilidad de recorrer las Cañadas Reales, que atraviesan Soria, Cáceres, Zamora o Salamanca. Incluso podrían llegar hasta Galicia si se lo plantean, partiendo desde la Puebla de Sanabria y cabalgando a través del Camino de Santiago. Se trata de un circuito largo, que dura más de una semana y que incluye acampadas y noches al raso.

    Si lo que deseamos es iniciarnos en la monta, o no disponemos de tanto tiempo, lo mejor es escoger una excursión de dos horas o una de medio día, con pausa incluida.

    Un buen ejemplo de esta última opción es cubrir el trayecto de Hoyos a Navacepeda, de unos ocho kilómetros, que sigue el margen derecho del río Tormes, deleitándonos con  sus frondosos bosques de pinos y perdiéndonos, figuradamente, por praderas que habitualmente suele atravesar el ganado trashumante.

    Río abajo podremos atravesar dos antiguas vías romanas: la leonesa, que llegaba hasta Mérida, y la de la Plata, que unía Sevilla y Astorga. En la actualidad han sido incluidas en el Camino de Santiago mozárabe.

    Además de los caminos empedrados, a nuestro paso podemos contemplar montañas, glaciares, bosques, desfiladeros y ríos.

    De vuelta a Hoyos, tras un merecido descanso en Navacepeda, realizaremos el mismo camino pero a la inversa, aunque manteniéndonos en el margen del río Tormes, atravesando un espeso bosque de robles centenarios.

    Si realizamos este recorrido en otoño tendremos la gran suerte de poder divisar las primeras nieves que cubren el pico Almanzor, la cumbre más alta de Gredos, cadena montañosa que atraviesa las provincias de Madrid, Cáceres, Ávila y Toledo. Desde ahí, se domina la zona oriental y la Reserva Nacional de Sierra de Gredos.

     

     

    Fuente e imagen: 20minutos.es / gredosacaballo.com

     

     

    Artículos
    Suscríbete al boletín