Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Rutas ecuestres en Guipúzcoa

    Compartir:

    Es bien cierto que en invierno las actividades al aire libre son menos frecuentes que en épocas estivales o con un clima más agradable que el fresco norte. Sin embargo, una de las opciones más cómodas para sumergirse en la naturaleza en los meses fríos del año es la equitación. Más concretamente, las rutas o paseos a caballo nos permiten conocer el territorio desde otro punto de vista y vivir experiencias nuevas, además de dejar de lado el sedentarismo y ayudar a mantener la forma y adquirir nuevas habilidades.

    Entre los alicientes de las rutas ecuestres destaca el disfrute de la naturaleza en conexión directa con un animal, la relajación y despreocupación mediante la oxigenación de nuestro cuerpo y por supuesto, la gran serenidad emocional que nos aporta la experiencia.

    Además, la equitación no presenta apenas limitaciones de edad, con lo que es una actividad ideal para practicar en familia.

    En Guipúzcoa existe media docena de clubes hípicos federados y un gran número de ganaderías y empresas que ofrecen rutas a caballo y que cubren todo el territorio guipuzcoano: en Zarautz (Agorregi), Zaldibia (Alarpe), Bergara (Elosua), Antzuola (Gailur), Donostia (Urruti y Loreak), Zestoa (Sastarrain), Mutriku (Olmedo Uranga)...

    Por si fuera poco, un buen puñado de casas rurales se están apuntando a la oferta de turismo ecuestre con rutas entre sus servicios: Aia, Urnieta, Tolosa, Getaria, Deba, Berastegi, Astigarraga

    Iñaki Bedoya, presidente de la Federación Guipuzcoana de Hípica, recomienda a los interesados tener unos conocimientos básicos y conocer las condiciones de seguridad en las que se realiza el paseo. «A ser posible, que el guía tenga titulación y el centro ecuestre, un seguro de responsabilidad». En ese sentido Bedoya se decanta por los clubes federados. «En ellos el personal está titulado y dispone de licencias federativas, generalmente los profesores de esos clubes tienen una licencia de responsabilidad civil profesional, además del seguro que cada centro pueda contratar».

    María Velilla, responsables del Centro Ecuestre Miracampos, situado en Lasarte-Oria hace especial hincapié en el tema de la seguridad. «Nosotros pedimos unos conocimientos mínimos antes de empezar las rutas. Calibramos el nivel porque es peligroso salir con alguien que no domina y si es necesario damos unas clases básicas». De hecho, «mucha gente que tiene malos recuerdos de su bautizo en los paseos a caballo es porque ha intentado hacer una ruta sin tener experiencia previa. Las rutas a caballo son una actividad muy agradable; estar en un entorno de plena naturaleza encima de un caballo es una sensación buenísima, pero siempre que se sepa algo de antemano. Con unos conocimientos mínimos se disfruta más».

    En este caso, Miracampos posee varias pistas de iniciación a partir de los cuatro años de edad «y luego existe la posibilidad de especializarse tanto en doma como en salto». Disponen de una veintena de caballos que muestran un buen carácter y están acostumbrados a esa actividad. Los paseos se realizan en grupos de seis o siete personas y siempre con un guía o persona que posea la titulación pertinente.

    Si bien las zonas de paseo habituales abarcan Santa Bárbara y la zona de Azkorte, también organizan rutas para pasar el día en Leitzaran, con picnic incluido. La duración de los paseos varía desde una hora hasta un día entero. Velilla aclara que «la gente suele contratar una hora. La mayoría de ellos no vienen con mucho nivel y dos horas ya les parece mucho tiempo».

    En cuanto a la demanda, la responsable de Miracampos indica que «la cifra va en aumento». Asegura que, de todas las actividades que ofrecen en el centro, las rutas son las que más éxito tienen. «Es un plan ideal para todo el mundo. Suelen venir grupos de amigos y familias enteras».

    De vuelta a la preocupación por la seguridad, Velilla asevera que durante los paseos «nunca ha habido accidentes. Algún susto sí, pero nunca ha pasado nada. Yo doy clases de iniciación y de doma pero cuando más miedo paso es cuando voy de ruta, por la responsabilidad».

    Por otra parte, Urbano Bravo, del Club Hípico Listorreta, coincide en señalar como primordial las medidas de seguridad, y habla desde la experiencia de haber llevado de paseo a cientos de aficionados. Listorreta, ubicado en Errenteria, cuenta con unos veinte caballos de carácter tranquilo, aunque, como asegura Bravo, «eso depende del jinete. A los más novatillos se les da un caballo suave y tranquilo. Al que ya monta bien le gusta llevar caballos con más chispa, más alegres. Lo que está claro es que no se le da cualquier caballo a cualquier jinete».

    Bravo reconoce que «al principio de nuestra actividad salíamos de ruta con todo el mundo, aunque no supiera casi montar. Desde luego, yo ahora no lo recomiendo. Además, la gente sin experiencia no disfruta: va con miedo a las reacciones de los caballos. Yo siempre aconsejo dar una clase por lo menos para adquirir unos conocimientos mínimos y aprovechar los paseos. De hecho hay gente que pensaba que lo del caballo era más sencillo pero tras dar la clase prefiere no salir de paseo hasta verse seguro sobre el caballo, que es lo recomendable».

    En dieciocho años, Bravo sólo ha tenido que dar parte al seguro una vez, «al principio y por inexperiencia. Hay gente que no sabe montar y quiere galopar y eso no se puede. Hay que ser precavido, ir paso a paso».

    Los paseos que se organizan desde Listorreta tienen como destino el área de Hernani, Oiartzun y la zona del Añarbe, «que es un lugar muy bonito, con buenas pistas, fáciles y anchas, óptimas para gente que no tiene mucha experiencia». Las instalaciones del club reciben tanto a aficionados locales como a turistas.

    En opinión de Bravo, la mejor época para los paseos es en primavera y verano. «La verdad es que en invierno baja bastante, aunque vienen más turistas. A los de aquí les cuesta más salir», pese a que «tiene su encanto hacerlo en invierno. Es bonito, los montes también tienen su atractivo y si es por el frío, te abrigas bien y punto».

    Ocurre en Listorreta lo mismo que en Miracampos en cuanto a la duración de los paseos: «Si los clientes no han montado mucho no suelen elegir paseos de más de una hora. Los que montan más piden rutas más largas».

    Bravo advierte que «manejar el caballo es todo un proceso. Hay gente que aprende cuando está de vacaciones en el Mediterráneo y monta en chancletas y pantalón corto, pero esos caballos no tienen nada que ver con los que tenemos nosotros. La gente monta esos caballos y piensa que ya sabe montar, pero nuestros caballos, aunque los pueden llevar niños de seis años, son distintos. Tiene más chispita».

     

    CLUBES FEDERADOS EN GUIPUZCOA

    Centro Ecuestre Miracampos: Urbanización Miracampos, 7. Lasarte-Oria. Web hipicamiracampos.com. Tel. 615753595/635759100.

    Club Hípico Listorreta: Calle Adura, 55. Errenteria. Web clubhipicolistorreta.com. Tel. 943510399.

    Club Hípico Beizarri: Nagusia, 28. Astigarraga.

    Club Hípico Jaizubia: Jaizubia Hiribidea, 1. Irun. Web hipicajaizubia.com. Tel. 943619015

    Club Hípico Lazkaomendi: Barrio Elbarrena. Zaldibia. Tel. 943880576/629487868.

    Club Hípico Loreak: Txurdiñene bidea, 47. San Sebastián

     

     

     

    Fuente e imagen: diariovasco.com

    Artículos
    Suscríbete al boletín