Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Cómo alimentar un poni

    ArtículoCómo - Alimentaciónmiércoles 17 diciembre 2014
    Compartir:

    A la hora de alimentar al poni, hay que tener varios factores en cuenta: la actividad que va a desarrollar, en qué estado físico se encuentra y su edad.

    También se debe prestar especial atención a la cantidad de comida que se le suministra, evitando así la sobrealimentación, además de controlar su peso de manera regular. El pienso y el forraje tienen que ser la base en la que se sustente su régimen alimenticio.

    Es importante que la alimentación de un poni sea balanceada y equilibrada. A continuación detallamos una lista de opciones que son adecuadas:

     

    Galletas de concentrado

    Son un alimento compuesto y completo para cumplir las necesidades básicas en una dieta equilibrada del animal. Son fáciles de suministrar, normalmente junto con el heno y las zanahorias. Debemos tener en cuenta la actividad realizada por el poni para elegir el concentrado adecuado.

     

    Heno

    Hay dos tipos de heno, según el momento de la cosecha. El primero, a finales de primavera, tiene un valor nutricional mayor que el de la segunda cosecha, que se realiza normalmente en Agosto. Debe dejarse marchitar durante al menos seis semanas. El poni puede tomar cuanto heno desee, normalmente lo hace para evitar el aburrimiento, pero siempre debe ser de buena calidad. En ponis con problemas respiratorios es aconsejable humedecer el heno antes de la ingesta.

     

    Hierba

    Las hierbas suministran los minerales necesarios para su dieta. El poni utiliza sus labios flexibles para seleccionar la hierba que más le gusta. Los ponis que suelen alimentarse con hierba tienen el vientre más abultado, motivo por el que a los caballos de carreras, por ejemplo, se les restringe esta práctica.

     

    Avena

    La avena es un alimento muy nutritivo y fácil de digerir, especialmente, si se combina con el heno. Contribuye a mantener al poni en buena forma y con energía, por lo que es recomendable para los equinos que tienen que dar un buen rendimiento durante largos periodos de tiempo.

     

    Zanahorias

    Las zanahorias son una fuente de vitamina A, ya que son ricas en caroteno. Se utilizan normalmente para completar la dieta diaria de los caballos y ponis.

     

    Remolacha Forrajera

    Tienen poco valor nutricional, como las zanahorias, pero la remolacha forrajera sirve para completar su dieta ya que son jugosas y al animal le gusta. Para caballos flacos, se recomienda la remolacha desecada, ya que es rica en calorías. La pulpa desecada primero ha de estar en remojo para evitar cólicos y debe consumirse en las 24 horas siguientes para que no fermente.

     

    Golosinas

    Los dulces, como para casi la totalidad de los animales, no son buenos, pero ¿a quién le amarga un dulce?. Principalmente les gustan los terrones de azúcar y las pastillas de menta, pero hay que intentar suprimir este elemento de su dieta. También podemos recurrir a las galletas para caballos con sabor a manzana o la zanahoria.

     

    Artículo relacionado que puede ser de tu  interés:

    Bases de la alimentación del poni

     

    Artículos
    Suscríbete al boletín