Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades

    I. Alimentación en Caballos de Raid: Forraje

    ArtículoCómo - Alimentaciónviernes 11 febrero 2011
    Compartir:

    Durante los últimos años, el Centro de Investigación Equino KER (Kentucky Equine Research) ha proporcionado un servicio de nutrición llevado a cabo por un grupo de nutrólogos, consistente en la continua recopilación de datos de jinetes internacionales y consiguiente consejo a cada uno sobre el programa nutricional de su caballo.

    Además, elaboraron un estudio que nosotros desgranamos en tres partes, con los datos adquiridos de jinetes que participaron en una competición internacional durante el año 2001, consiguiendo una base de datos realmente representativa de caballos de Raid a nivel mundial.

    Si bien es cierto que cualquier caballo tiene capacidad para realizar un trabajo de resistencia como el que requiere una carrera de Raid, lo cierto es que suelen ser los caballos con ascendencia árabe los que sobresalen en velocidad y resistencia. De los caballos que participaron en la evaluación alimenticia del estudio mencionado, el 89% tenía algo de Árabe, el 65% de PRA y el 24% de raza cruzada sin nada de Árabe. Por lo general, los caballos árabes no son grandes, el promedio de peso de este grupo era de 460 Kg. La edad de los caballos oscilaba entre los 4 y los 21 años, con una edad media de 9,4 años.

     

    El Forraje

    La mayoría de estos caballos (hasta un 80%) gozan de la ventaja de que se les suelta o viven en el prado, a campo abierto, 24 horas al día. Esta circunstancia no sólo resulta más cercana a la naturaleza del caballo, sino que además, mantiene los huesos más fuertes, los músculos tonificados y las articulaciones lubricadas.

    Por el contrario, los caballos que permanecen en establos son más propensos a padecer problemas musculares y de articulaciones. Hay muchas regiones que tienen buen pasto, de modo que la mayor parte de su nutrición debe proviene de forraje de calidad.

    Por naturaleza, los caballos árabes engordan con facilidad, de modo que un pasto de calidad les permite mantener su peso hasta de que comienza la época de trabajo duro. Aunque la calidad del pasto sea buena, los caballos tienen que recibir suplementos de forraje seco, como heno, durante algunas épocas del año. De hecho, durante largo tiempo se ha aconsejado a los jinetes de Raid evitar en la medida de lo posible la alfalfa pura, debido al alto contenido en proteínas y calcio de esta.

    En muchas regiones, se puede disponer fácilmente de heno de prado, siendo por suerte el forraje preferido para los caballos que practican esta disciplina.

    En este estudio, el 87% de los caballos fue alimentado con heno de prado y sólo el 22% recibió alfalfa sola o junto con heno de prado.

    Otras fuentes alternativas de fibra, como la pulpa de remolacha son bastante populares entre los jinetes de Raid, ya que el 60% de los participantes en el estudio alimentó a sus caballos con pulpa de remolacha diariamente, además de los caballos que ya obtuvieron pulpa de remolacha a través de los piensos en el mercado que lo incluyen ya en su formulación. La pulpa de remolacha se ha convertido en un añadido habitual en las dietas de los estos caballos porque tiene un alto contenido calórico y de fibra, además de su capacidad para absorber grandes cantidades de agua y por tanto prevenir la deshidratación.

    Lo ideal sería que el caballo obtuviera del forraje tantas calorías como le fuera posible, para evitar así las complicaciones de las dietas con alto contenido en almidón y con ello los consecuentes problemas musculares. Además, el forraje en el intestino grueso ayuda a retrasar el inicio de la deshidratación durante los períodos en los que el caballo trabaja y no come, dado que La fibra absorbe y almacena agua. El contenido medio de forraje en las dietas de este grupo de caballos fue del 78%, un contenido alto en comparación con el observado en otros deportes equinos.

     

    II. Alimentación en Caballos de Raid: Cereales, Piensos y Grasa

    III. Alimentación en Caballos de Raid: Calorías, Proteínas y Suplementos

     

     

     

    Artículos
    Suscríbete al boletín