Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades

    II. Alimentación en caballos de Raid: Cereales, Piensos y Grasa

    ArtículoCómo - Alimentaciónviernes 11 febrero 2011
    Compartir:

    Cereales y Concentrados Comerciales (piensos)

    Los piensos que nos ofrece el mercado están elaborados para equilibrar las carencias del forraje e incluyen energía, proteínas, vitaminas y minerales.

    De todos modos, algunos jinetes piensan que se puede conseguir una dieta correcta, simplemente alimentando con cereales. La toma media de cereal fue de 1,44 Kg. por día. De los caballos seleccionados para el estudio del KER, que se alimentaron con cereal, el 67% fue alimentado con cereales y pienso y el 33 % restante, fue alimentado con tres cuartas partes de algún suplemento de vitaminas y minerales, y sólo una cuarta parte de cereales.

    El método preferido para tratar las insuficiencias del forraje fue el pienso, ya que el 89% de los caballos fueron alimentados con al menos un tipo de pienso de marca. La toma media total de pienso mas cereal por día fue de 2,27 Kg. La mayoría de los piensos disponibles en el mercado recomiendan proporcionar una cantidad mínima de 2,27 Kg. diarios, exactamente lo que tomó este grupo de caballos.

    Si se proporciona menos cantidad que la recomendada, la alimentación carece de la cantidad apropiada de vitaminas y minerales, así que en ese caso sería necesario aportar algún suplemento.

     

    Grasa

    Dado que estos caballos toman relativamente poca cantidad de cereales o pienso, requieren calorías adicionales de otras fuentes. Alimentar a los caballos de Raid con grasa se ha convertido en algo habitual por diversas razones.

    Un estudio ha demostrado, que una alimentación con altos niveles de grasa produce una reacción química que utiliza menos niveles de glicógeno. Las dietas altas en grasa influyen en la selección del combustible a quemar en ejercicio e inducen concretamente a usar los triglicéridos como energía durante el trabajo. La ventaja es que el cuerpo tiene una capacidad de almacenaje de triglicéridos mayor que la de cualquier otra fuente energética.

    Si añadimos grasa a la dieta, también aumentará la densidad calórica, y podremos así limitar la cantidad de almidón proveniente de otros alimentos. Además la grasa le proporciona al caballo energía física, pero no le pone nervioso, como ocurre con las dietas altas en almidón.

    Al menos el 54% de los caballos del estudio recibieron grasa adicional en forma de aceite o salvado de arroz. Se alimentó con salvado de arroz al 27% de los caballos y con otras fuentes de grasa al 41%, de los cuales el 14% recibió ambos, aceite y salvado de arroz.

    La fuente de grasa elegida por excelencia fue el aceite de maíz, pero también se utilizaron otras como el de coco, soja o lino. Los piensos con alto contenido en grasa (menos del 6% de grasa) son bastante populares entre los jinetes de Raid, ya que el 51% de los jinetes alimenta a sus caballos con alguno. El porcentaje medio de grasa en la dieta total fue, sin embargo, sólo del 2,3 %, oscilando entre el 1,4 % y el 6,9 % y esto incluyendo la grasa de todos los suplementos suministrados.

     

    I. Alimentación en Caballos de Raid: Forraje

    III. Alimentación en Caballos de Raid: Calorías, Proteínas y Suplementos


     

    Artículos
    Suscríbete al boletín