Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades

    Historia de las Carreras de Caballos en España

    ArtículoHistoria - Carrerasviernes 17 diciembre 2010
    Compartir:

    Pese a no ser un deporte mayoritario como, por ejemplo, en Inglaterra, desde hace siglos se tiene constancia de algún interés en España por las carreras de caballos. Pero hay una diferencia básica con otros países, y es que aquí se trataba únicamente del empeño de algunos entusiastas apasionados de este deporte, mientras que en Inglaterra o Francia se trataba de un deporte “más mayoritario”.

    El interés por las carreras de caballos en España viene de hace muchísimos años, tanto por parte del Estado, como por parte de la voluntad individual de algunos entusiastas aficionados a este deporte. Existen referencias a Enrique II de Castilla, quien dictó algunas reglas para el registro de los caballos que se introdujeron en el Reino, prohibiéndose sacar del mismo clandestinamente equinos, con pena de severas sanciones. Felipe II continuó con esta preocupación e impidió que se trasladasen caballos de Andalucía para Castilla, formándose incluso una comisión para ocuparse de la conservación de la cría caballar.

    Hacia 1818 se empezó a comprender en España la utilidad de las carreras de caballos metódicamente practicadas. Se observaron los modelos francés e inglés comenzándose a dar los primeros pasos hacia la creación de una Sociedad de Fomento, análoga al «Jockey Club» inglés y la «Societé d’ Encouragement» francesa.

    Por aquella época se estableció una especie de circo en el picadero del Duque del Infantado, constituyéndose la primera tentativa en nuestro país para preparar caballos de carreras.

    Hacia 1832, el Duque de Osuna comenzó a estudiar la posibilidad de implantar las carreras de caballos inglesas en España. Según relata Antonio Marichalar en su libro "Riesgo y ventura del duque de Osuna", la primera carrera de caballos medianamente seria celebrada en nuestro país tuvo lugar en la Alameda de Osuna, cerca de Madrid, donde los duques de Osuna mantenían una importante cuadra y yeguada, en el año 1835 con la disputa de una carrera de gentlemen riders. Aquel año también es probable que se disputaran carreras en el Paseo de las Delicias madrileño.

    Las fechas de celebración de estas primeras carreras son algo confusas, pero de lo que no cabe ninguna duda es, que así como el Conde Artois fue el precursor del Turf francés, podemos considerar al Duque de Osuna como el padre del Turf español. 

    Como eventos más interesantes o recordados en aquella época podemos destacar la disputa del Gran Premio de Madrid en 1919 y la carrera de Lasarte en 1922 que tuvo la mayor dotación del mundo, 500.000 pesetas.

     

    Artículos relacionados:

    Tipos de Carreras de Caballos

    Las Carreras de Caballos

     

     

    Artículos
    Suscríbete al boletín