Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Las apuestas vuelven a los hipódromos rusos

    ArtículoHistoria - Carrerasjueves 19 julio 2012
    Compartir:

    Después de 3 años de descanso las apuestas en el Hipódromo Central de Moscú (TSMI) han sido reanudadas, consiguiendo que se pueda apostar en otros hipódromos que entren en el mismo sistema de apuestas de caballos. Para sector equino ruso, que incluye la hípica, la cría y las carreras de caballos, significa una herramienta más para el desarrollo de la industria, al facilitar el crecimiento de cuadras e hipódromos.

    La inauguración del sistema de apuestas en el TSMI no es, aunque pudiera parecerlo, ninguna novedad en el mercado ecuestre ruso. Las apuestas se remontan a 1876 cuando aparecieron por primera vez en el hipódromo moscovita. Desde entonces, sólo se detuvo la práctica en tres ocasiones: durante la Segunda Guerra Mundial, después de un incendio en 1949 y en otoño de 2008.

    De acuerdo con la ley federal 244 sobre la regulación de los negocios relacionados con los juegos de azar, las apuestas de caballos se incluyen dentro de la tipología de juegos que solo puede llevarse a cabo en determinadas zonas especiales.

    El cierre de las apuestas conllevó que la industria equina viera mermados sus ingresos adicionales, llegando a estar a punto de acabar en bancarrota. Ante esta situación, en 2011 el presidente ruso firmó un decreto sobre la restauración de las apuestas de caballos.

    Sin embargo, los únicos que podían dedicarse a este negocio eran los hipódromos privados y al existir ciertamente muy pocos para lo vasto que es el país, la situación no pudo mejorarse. La aparición de una nueva agencia gubernamental que aglutinaba a 27 establos estatales y 21 hipódromos obtuvo el derecho a poner n marcha las apuestas hípicas. Assí, en junio de 2012, 'Hipódromos de Rusia' firmaba un contrato con 'Sportbet', importante casa de apuestas. La inversión en el nuevo proyecto prevé alcanzar más de 20 millones de dólares en cinco años.

    El subdirector general de 'Hipódromos rusos', Vladímir Zhukovski, propone establecer en Rusia un sistema de apuestas e integrar el país dentro del sistema internacional ecuestre. Actualmente, el hipódromo de Moscú se ha convertido en una zona urbana, pues cuenta con extenso territorio extenso y su ubicación está bastante cerca del centro de la ciudad. Suele ser usado para diversos eventos públicos.

    Zhukovski es consciente de que para mantener todo el sistema son necesarias grandes inversiones. En la actualidad, de media, el casino se queda con un 4% de los ingresos, mientras que en la era soviética, la pista se quedaba del 25% al 38%. La intención es conseguir funcionar como el resto de hipódromos internacionales, en los que los organizadores se quedan con un 15%. Ahí también se incluye el coste de la pista y la cantidad restante se destina a los premios.

    Él, criador de caballos, no es quien recibe los premios, sino su jinete, pero los ingresos son mínimos. En general, cuanto más desarrolladas estén las carreras de caballos, habrá más gente interesada en comprarlos. Las apuestas sirven para ayudar a establecer el precio del caballo. Gracias a las apuestas se plantean criar más razas de caballos rusos que han perdido su lugar en el mundo, pero que aún se pueden recuperar. Este es el caso del Orlov de trote, de caballos pura sangre y los caballos árabes que han nacido y se han criado en cuadras rusas.

    Pero los especialistas en el mundo hípico ruso ven la situación con escepticismo. Según este punto de vista, el principal problema del mercado equino es la falta de información sobre quiénes son los criadores, cuál es la calidad del caballo según del establo del que procede, en qué se distinguen los jinetes y cómo funcionan las apuestas. De hecho, no entienden la creencia que tienen los criadores de que la gente irá a comprar sus caballos cuando en realidad no están habiendo ningún movimiento a la hora de desarrollar la producción.

     

     

    Fuente: rusiahoy.com

    Imagen: sp.rian.ru

     

     

    Artículos
    Suscríbete al boletín