Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    ¿Qué es el Polo? - Orígenes

    ArtículoHistoria - Competicioneslunes 30 enero 2012
    Compartir:

    Los orígenes del Polo se sitúan en Persia, alrededor del siglo VI a.C., según se cree, pero lo cierto es que no están aún claros.

    El deporte rudimentario de aquellos tiempos tenía otra connotación. Se llevaba a cabo para entrenar tanto a los jinetes como a los caballos que formaban parte de las unidades de caballería.

    Algunos de los historiadores que han indagado sobre el tema, comentan de un posible origen en las tribus iraníes, basándose en literatura y arte persa, en los que se encuentran claras referencias a algo parecido al Polo. De hecho, esta práctica recibía el nombre de ‘pulu’ en esa zona.

    Por otro lado, con el paso del tiempo, se fue extendiendo a zonas que actualmente ocupan los países de Tibet, China, India y Paquistán, donde recibió el nombre de ‘dakyu’.

    Este deporte pasó a Occidente por medio de Manipur, un estado en el nordeste de India, en tiempos del colonialismo británico en aquella zona.

    Tal como lo conocemos, el primer partido de polo, con cierta notoriedad en la prensa inglesa, tuvo lugar en 1871. Un par de años más tarde se fundaría el primer club de polo en Inglaterra, denominado ‘Hurlingham’, al que le siguió el ‘Ranelagh’.

    La Federación Internacional de Polo no se fundaría hasta bastante más tarde, en concreto, en 1983, estableciendo las reglas de juego entre las asociaciones Hurlingham de Inglaterra, la Asociación Argentina de Polo, y United States Polo Associations.

    Desde 1987 se organiza el Campeonato Mundial de Polo, en el que juegan las selecciones nacionales más importantes del mundo. Si bien en su inicio tenía lugar cada tres años, actualmente, se celebra cada cuatro.

    En cuanto al Campo de Polo o Cancha, ésta debe medir 275 metros de largo como máximo, y 230 como mínimo. Su ancho oscila en función de si se trata de una cancha al aire libre o cerrada. En el primer caso, su ancho tendrá un máximo de 180 metros y un mínimo de 160 metros. En una cancha cerrada las medidas estarán situadas entre 146 y 130 metros. En cualquier caso, se deberá dejar una franja de terreno libre de unos 10 metros de ancho a cada lado y de unos 30 metros detrás de las líneas traseras.

     


     

    Artículos
    Suscríbete al boletín