Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Acoso y Derribo en el Cortijo de Vicos de Jerez

    ArtículoHistoria - Competicionesmiércoles 08 mayo 2013
    Compartir:

    Hace cuarenta años, a unos pocos kilómetros de la carretera de Arcos, donde las carreras de motociclismo empezaban a ganar terreno en Jerez de la Frontera (Cádiz), los caballos iniciaban su propio despunte en el corredero milita del Cortijo de Vicos, uno de los más antiguos y prestigiosos de Andalucía y de España.

    En esa época se empezaba a explicar al público en qué consistía el arte de tentar a las reses bravas y mansas con demostraciones de Acoso y Derribo. Eran los tiempos en los que el caballo andaluz y el caballo cruzado fueron acunados entre las provincias de Cádiz y Sevilla, aunque en la actualidad existen asociaciones de garrochistas en diferentes regiones de España.

    En Vicos, todo sigue igual que hace cuarenta años. El reglamento deportivo del Acoso y Derribo apenas ha sufrido cambios en las últimas décadas. La cruzada sigue siendo  la raza más adecuada para galopar quinientos metros en línea recta y empujar una vez la garrocha ha pinchado el culo de la vaca; la mejor garrocha sigue siendo de madera, a pesar de haber existido intentos de sustituida por la fibra de carbono y, en general, se mantiene inalterable todo lo demás.

    El concurso nacional de Acoso y Derribo del Cortijo de Vicos reúne a los mejores participantes de España sin discriminación de edad. Una media de una veintena de parejas formadas por jinetes de edades comprendidas entre los 18 y los, redondeando, 50 años, galopan en dos ocasiones: una tras la res brava y otra tras la mansa, con el fin de ganarse un trofeo.

    Actualmente la disciplina de Acoso y Derribo se encuentra descatalogada por la Real Federación Hípica Española. Si bien la versión oficial apunta a un desequilibrio económico en las cuentas globales de la institución ecuestre, la versión oficiosa señala que la Federación y el Consejo Superior de Deportes no acaban de lograr hacer en el puzle deportivo la pieza del ganado vacuno.

     

     

     

    Fuente e imagen: diariodejerez.es

    Artículos
    Suscríbete al boletín