Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    El Raid de Qatar - Caballos árabes en el desierto

    ArtículoHistoria - Competicionesmiércoles 28 marzo 2012
    Compartir:

    El raid de Qatar, en pleno desierto y con la única compañía del sol y la arena, es uno de los más difíciles y en el que la resistencia de caballo y jinete se ponen a prueba.

    Suelen ser alrededor de medio centenar de binomios los que se dan cita en Al-Wakra, a media hora en coche de Doha, la capital del país.

    Los 120 kilómetros se inician con la cuenta atrás pronunciada en árabe por el juez mientras los jinetes y sus caballos se alinean en la salida. Cuando empiezan a galopar, una flotilla de vehículos de apoyo salta tras ellos, desde los que entrenadores, propietarios de los caballos observan la evolución de la carrera y gritan las instrucciones precisas.

    Los caballos realizan vueltas completas de 30 kilómetros, parando para revisiones veterinarias al final de cada vuelta. Cualquier caballo que se considere que no está en condiciones para continuar con la competición se descalifica en cada uno de estos puntos de revisión. Galopan a una velocidad de unos 40 kilómetros por hora durante cerca de 8 horas. De la cincuentena de participantes, menos de una cuarta parte terminará la carrera.

    La mayoría de los caballos son pura raza árabe, sumamente venerados en la cultura islámica, donde aprecian su belleza, inteligencia y, por encima de todo, su resistencia.

    El caballo árabe fue el que formó el mapa genético del caballo de carreras moderno, cuyo adn de todos los caballos pura sangre modernos puede rastrearse hasta los tres sementales orientales “originales” importados al Reino Unido en el siglo XVIII.

    El mito dice que el caballo árabe fue un regalo de Alá para la humanidad. Sea como sea, lo cierto es que la antigua raza está extremadamente bien adaptada al implacable terreno desértico del Medio Oriente.

    Muchos de los equinos que participan en raids son excaballos de carreras, que fueron ‘reciclados profesionalmente’ para conseguir la aptitud necesaria para competir en las carreras de resistencia.

    Aunque esta disciplina ecuestre tiene orígenes antiguos, los raids son, en la actualidad, tan profesionales como competitivas, con caballos acondicionados para estar su punto óptimo. Además, están sujetos a rigurosas inspecciones veterinarias tanto durante la carrera como después de ella.

    Al final de cada etapa, los caballos son rociados con agua y un equipo de veterinarios mide su ritmo cardiaco, revisando minuciosamente a cada caballo antes de que les permitan seguir en la carrera. De esta manera, se hace una criba y el número de competidores empieza a disminuir hasta que al final sólo quedan aquellos caballos más resistentes.

    Muchos de los caballos participantes son propiedad de miembros de las familias reales de Qatar y Dubai. Uno de esos dueños es Sheikh Maktoum, el gobernante de Dubai. Su hijo, Sheikh Rashid es un jinete de resistencia campeón por derecho propio. “He cabalgado desde que tenía once años y participo en el raid desde 2006", dice durante una inspección. “Algunas personas en mi familia son más aficionados a las carreras de caballos, algunos lo son más a los Raids. En realidad empecé practicando polo, pero después me sentí atraído a la resistencia y me encantó. Espero hacerlo durante el resto de mi vida”.

    En esta parte del mundo, existe un profundo respeto hacia los caballos, especialmente los árabes. En la cultura musulmana se dice que si tratan a estos preciosos caballos con amor y respeto, serán recompensados generosamente, tanto en su vida terrenal como en la posterior.

     

    Fuente e imagen: cnn.com/Allysen Miller

    Artículos
    Suscríbete al boletín