Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Global Champions Tour en Oliva Nova

    ArtículoHistoria - Competicionesjueves 03 mayo 2012
    Compartir:

    Oliva, localidad valenciana que recientemente estrenó sus nuevas instalaciones hípicas de Oliva Nova Equestrian Center, alberga en 2012 la Global Champions Tour en su paso por tierras españolas.

    El evento está considerado algo parecido a la Fórmula 1 de la disciplina hípica del salto de obstáculos, la hípica, ya que participan unos 150 caballos y un centenar de jinetes, entre los que se encuentran los 30 mejores del mundo.

    En este prestigioso circuito hípico internacional es común que participen jinetes y amazonas de la talla de Álvaro de Miranda y Athina Onassis, Michel Robert, Michael Whitaker, Edwina Alexander y Billy Twoney.

    Desde 2009 la sede española era Valencia, pero en 2012 y debido a la crisis económica de las administraciones públicas valencianas, la cita se traslada al Centro Ecuestre Oliva Nova, que ya albergó en marzo del mismo año el Mediterranean Equestrian Tour.

    Las instalaciones están pues, más que preparadas para recibir a la élite del mundo de la hípica. Los jinetes cuentan en las instalaciones con dos pistas de entrenamiento y una de competición, 300 cuadras, así como otras instalaciones complementarias: un village comercial, restaurante y zona VIP, entre otros muchos servicios.

    Los caballos, con sus respectivos mozos, suelen ser los primeros en llegar a la cita. Los jinetes lo harán más tarde, incluso es posible que algunos lo hagan tan sólo un día antes de competir. En el caso de los equinos, es comprensible, pues necesitan su tiempo de aclimatación a un ambiente diferente al que suelen estar habituados. En este caso, la mayoría debe adaptarse a temperaturas más altas, pues la gran mayoría proceden del centro de Europa.

    El primer paso antes de las competiciones son las revisiones veterinarias y los controles antidopaje, así como los entrenamientos oficiales con jinetes.

    Dos veterinarios se encargan de controlar que los caballos que se presentan sean los que están registrados en el documento acreditativo y conocido como pasaporte de caballos. Ahí figuran los padres y el abuelo materno del caballo (que configuran su genética), así como las características propias del mismo, y alguna característica única del animal, como lunares, marcas distintivas o remolinos.

    A continuación, los caballos trotan en un recorrido lineal de ida y vuelta para que los especialistas puedan comprobar que el equino no está cojo ni sufre ninguna lesión. Los mismos veterinarios son los que se encargan después, de realizar controles de dopaje a los caballos a través de muestras de orina y de sangre que extraen aleatoriamente a los caballos que se dan cita en este tipo de competiciones. Durante los días previos a las pruebas, el equino y el mozo de cuadra son inseparables. El mozo se encarga de alimentarlo, lavarlo, peinarlo y prepararlo físicamente desde las seis de la mañana, así como de prepararle la cama, acondicionando y limpiando la cuadra en la que duerme y come el caballo.

    El entrenamiento previo a la competición comienza nada más llegan al recinto con paseos diarios y ejercicios guiados por los cuidadores. Una vez que el jinete se incorpora, el entrenamiento diario con el caballo es esencial pues la compenetración entre ambos debe ser máxima.

    Finalmente, en cuestión de tres días tendrán lugar las 15 pruebas que se disputan en función de cinco cada jornada.

    La de Oliva es la segunda cita del Global Champions Tour, que comenzó en Doha y recorrerá otras 12 ciudades más de 10 países; entre ellas, Hamburgo, Cannes, Mónaco, Estoril, Chantilly, Lausanne, Viena, Shangai o Abu Dhabi.

     

    Artículo relacionado:

    Centro Ecuestre de Oliva Nova

     

     

    Fuente: lasprovincias.es

     

     

    Artículos
    Suscríbete al boletín