Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    La práctica incipiente del Polo en Bolivia

    ArtículoHistoria - Competicioneslunes 30 enero 2012
    Compartir:

    El polo tiene fama de ser un deporte que no es para cualquiera, ya sea por motivos económicos, o bien por la alta exigencia tanto de tiempo como de esfuerzo físico que requiere practicarlo. Es necesario, además, que exista una gran armonía mutua entre jinete y caballo.

    La Asociación Boliviana de Polo está formada por unos 20 socios activos en la actualidad, según comenta Fernando López, su presidente, quien ha estado prácticamente toda su vida en contacto con los caballos y está tratando de transmitir a sus hijos esta misma pasión.

    La práctica del polo en Bolivia no tiene más de diez años, a pesar de sus milenarios orígenes. Introducida a través de amigos argentinos de López, quien es empresario de profesión. Inicialmente jugaban en un descampado pero poco a poco se les fueron sumando más jugadores y finalmente se decidió construir el Polo Country Club, con un campo semiprofesional. 

    Actualmente, el deporte cuenta con su propio día especial, el Polo Day, y con el campeonato denominado Abierto de Bolivia, así como otros torneos de menor relevancia. Por su parte, el mejor jugador tiene 1 de hándicap y un promedio de dos a tres caballos por cada jugador.

    La gran novedad de 2012 va a ser la aceptación dentro de la Federación Internacional de Polo (FIP), que engloba a todos los equipos del mundo. El campo del que disponen deberá adecuarse a las normas de la FIP, pero los polistas bolivianos ya están manos a la obra.

    La Asociación de Fernando López ya tiene experiencia en jugar contra equipos internacionales, habiéndoselas visto contra Paraguay y un equipo de Corrientes, en Argentina. En este último país de America Latina en el que el polo es predominante, existen razas especiales para el polo. Se trata de cruces entre el caballo inglés y el criollo argentino, resultando de esta mezcla un caballo muy estilizado y fuerte.

    Según el propio López, el caballo boliviano es suficientemente bueno para el polo y están empezando a cruzar caballos ingleses, cuarto de milla y caballos criollos bolivianos.

     

     

    Fuente e Imagen: lostiempos.com/Alvaro Gumucio


     

    Artículos
    Suscríbete al boletín