Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades

    Cómo montar un caballo árabe

    ArtículoCómo - Consejos equinos generalesmartes 14 diciembre 2010
    Compartir:

    Los caballos árabes son fantásticos compañeros pero extremadamente sensibles a todos nuestros movimientos. Los árabes son muy ágiles y fuertes y poseen una resistencia inigualable.

    Montar a un caballo árabe es muy emocionante y para ello, intentaremos sacar el máximo provecho de esta experiencia.

     

    Sillas de montar

    Nos aseguraremos de que la silla se adapta correctamente. La parte trasera de un caballo árabe es habitualmente más corta que otras razas, y si la silla es demasiado grande puede acabar dañando al caballo.

    Evitaremos a toda costa usar una silla en forma cuadrada sobre un caballo árabe ya que las de forma redondeada son mucho más cómodas y van a permitir mayor libertad de movimiento.

     

    Bridas

    La colocación de las bridas es una parte muy importante. La cabeza de un caballo árabe es generalmente más pequeña y más corta que las de otras razas, por tanto, deberemos asegurarnos de usar las bridas adecuadas.

     

    Equitación

    1. Una vez que el caballo ha sido debidamente equipado, podemos montarlo. Al hacerlo, al igual que con otros caballos, nos aseguraremos de que nos mantenemos firmes. De hecho, algunos propietarios de caballos árabes, los encuentran más fáciles de montar que otras razas.

    2. Notaremos que nuestras piernas se sitúan más adelante.

    3. Montar un caballo árabe es algo diferente a otros caballos. Cuanto mayor sea el caballo, antes anticiparemos sus movimientos. Los árabes son pequeños, rápidos y ágiles, de modo que tendremos que estar en permanente alerta a sus movimientos.

    4. Deberemos ser muy conscientes de nuestro lenguaje corporal al montar un caballo árabe. Éstos son extremadamente sensibles a las instrucciones, y reaccionará al más pequeño toque o movimiento.

    5. Los caballos árabes se muestran siempre atentos y caminan con un paso largo. Nunca veremos a uno medio dormido.

    6. Al trote es quizá entrecortado, pero al galope es excepcional.

     

    Consejos y advertencias

    • Los caballos árabes son rápidos. Deberemos, por tanto, asegurarnos de ir equipados de forma segura en caso de caída.

    • Si somos principiantes, deberemos recibir clases de equitación.

    • el establo deberá mantenerse limpio e todo momento.

    • Tener un caballo árabe es un gran compromiso. Necesitan mucho ejercicio y una preparación regular.

     

    Otros artículos que pueden ser de tu interés:

    Cómo comprar un caballo árabe

    Cómo mostrar a nuestro caballo árabe en exhibiciones

    Cómo entrenar un caballo árabe para un show

    Cómo identificar un caballo árabe

    Curiosidades sobre el caballo árabe

     

    Artículos
    Suscríbete al boletín