Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    La Polémica de los Carruajes tirados por Caballos en Nueva York

    ArtículoCómo - Consejos equinos generalesmiércoles 16 noviembre 2011
    Compartir:

    Los carruajes con caballos en Nueva York, uno de los atractivos turísticos de la ciudad, son objeto de protesta por parte de simpatizantes de los derechos de animales desde hace años al considerar que los animales son maltratados. Varias asociaciones de protección de animales y personalidades, como el senador Tony Avella y la representante estatal Linda Rosenthal, han solicitado la prohibición de este tipo de transporte por la ciudad. La controversia se ha acrecentado con varios incidentes en las últimas semanas.

    El pasado 23 de Octubre, un caballo de 15 años de edad llamado Charlie cayó muerto mientras tiraba de un carruaje en los alrededores de Central Park. La necropsia realizada al animal reveló que tenía varias dolencias, incluyendo un diente fracturado y una úlcera estomacal crónica.

    Cinco días después, uno de los caballos que se encontraba aparcado con su carruaje en Central Park South, cerca de Columbus Circle, se desbocó y salió galopando a toda velocidad con el carro vacío hasta llegar a la intersección de la Séptima Avenida donde acabó impactando contra la pared. Afortunadamente ni el caballo ni los peatones resultaron heridos.

    El último incidente se produjo a principios de noviembre, cuando un caballo se desplomó mientras tiraba de su carruaje en la Calle 60 con Broadway. Al parecer, las patas traseras del caballo se tropezaron con el eje de carro y cayó al suelo. Según fuentes oficiales, una vez que el animal pudo levantarse fue conducido a su establo sin problemas aparentes. A pesar de todo, el caballo ha sido retirado de las calles para someterse a una prueba veterinaria y no regresará al trabajo hasta que se conozcan los resultados.

    Según la Sociedad Americana para la Prevención de Crueldad contra los Animales (ASPCA), los caballos son tratados con crueldad, trabajando nueve horas al día los siete días de la semana, cabalgando siempre por asfalto, sufriendo estrés debido al tráfico, con numerosos accidentes y sin control cuando están expuestos ilegalmente al exterior a temperaturas superiores a 32 grados centígrados en verano o inferiores a -7 grados centígrados en invierno.

    Además, la Coalición para la Prohibición de Carruajes Tirados por Caballos se manifestó el pasado septiembre pidiendo una ley que reglamente el traspaso y subasta de los caballos que ya no son útiles para tirar de los carruajes. Con una ley se evitaría que estos animales fuesen sacrificados como está ocurriendo en la actualidad, según ha denunciado la Coalición.

    Por su parte, los dueños de los caballos manifiestan que sus animales son muy queridos, están bien alimentados, limpios, y son revisados periódicamente por las autoridades locales. Niegan que trabajen los siete días de la semana ni en condiciones extremas de temperatura. Afirman que los incidentes son anecdóticos y no se puede generalizar. En cuanto a la muerte del caballo Charlie, sostienen que se desconoce por el momento la causa del repentino fallecimiento, descartando la úlcera y la fractura del diente como motivos de su muerte.

    En Nueva York existen en la actualidad 204 caballos dedicados a tirar de los carruajes y unas 300 licencias para circular por la ciudad.

     

    Otros artículos relacionados que te pueden interesar:

    El Caballo 'Negro', Historia de Muchos Equinos Argentinos

    El Dramático Abuso de los Caballos en Cartagena, Colombia

    La Situación de Caballos y Carretas en Bogotá, Colombia

    La Problemática de los Carros Tirados por Caballos en Argentina

    Proyecto para Erradicar los Carros de Caballos en Santa Fe, Argentina

     

     

    Artículo e imagen publicados originalmente en guiadenuevayork.com el 08/11/2011

     


     

    Artículos
    Suscríbete al boletín