Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Los Aires Del Caballo

    Compartir:

    El caballo tiene cuatro aires naturales: el paso, el trote, el galope y el galope largo. Sin embargo, con frecuencia se desconoce el último de ellos.

    El Paso: dentro del paso hay cuatro modalidades: paso libre, paso medio, paso reunido y paso largo. En todas estas modalidades hay cuatro tiempos en cada tranco, uno por cada casco que se apoye en el suelo.

    Un buen paso será aquél en el que sea posible contar "uno, dos, tres y cuatro" regularmente. En el paso siempre habrán dos cascos en el suelo a la vez, la secuencia será: pie izquierdo, mano izquierda; pie derecho, mano derecha.

    El Trote: con sus cuatro modalidades: de trabajo, reunido, medio y largo.
    En todas las modalidades, el trote tiene dos tiempos, en el que el caballo mueve pie izquierdo, mano derecha; pie derecho, mano izquierda.

    Un buen trote será aquél en el que sea posible contar " uno, dos, uno, dos"

    El Galope: es el aire de los tres tiempos más la pausa. Cuando se galopa correctamente, deberemos poder contar "uno, dos, tres, pausa; uno, dos, tres, pausa...". La pausa es el momento de suspensión, que es cuando el caballo tiene los cuatro cascos en el aire.

    Dependiendo de a qué mano galope el caballo, la secuencia de los tiempos será distinta. Así, si galopa a mano derecha, la secuencia será: pie izquierdo, mano izquierda y pie derecho a la vez, mano derecha seguido de la suspensión.

    El Galope Largo: Este aire es el más rápido de todos. Aquí el caballo se estira abarcando el máximo terreno posible.

    Tiene cuatro tiempos. A mano derecha, la secuencia será: pie izquierdo, pie derecho, mano izquierda, mano derecha, suspensión. A mano izquierda será, lógicamente, al revés.

    Recordemos que el cambio de un aire a otro, por ejemplo, al cambiar del paso al trote o del trote al galope, recibe el nombre de "transición". De igual modo, también se aplica si pasamos de un aire rápido a uno más lento. Estos cambios se deben hacer de forma suave y tratando en todo momento de no desequilibrar al caballo.

     

     

     

    Artículos
    Suscríbete al boletín