Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Valoración de la RFHE sobre la Hípica en España - Parte 1

    Compartir:

    Esta es la primera parte de la respuesta de la RFHE al artículo publicado en elconfidencial.com sobre la situación de la hípica en España.

     

    En El Confidencial del pasado lunes, con el título “Desorden y caos: la hípica española pasa por uno de sus peores momentos” se publica un artículo en el que se realiza una valoración de la situación deportiva en que se encuentra la hípica a los pocos días de la clausura del Campeonato de Europa de Salto de Obstáculos, en el que el equipo español finalizó octavo a 5.87 puntos del equipo Suizo (clasificado para los JJOO de Londres), esto es ¡a un derribo de diferencia sobre los obstáculos!

    Evidentemente estar o no estar en unos Juegos Olímpicos muchas veces depende de un derribo que es suficiente para marcar la diferencia. Como lo es que en el intervalo de dos o tres derribos se dilucide qué equipos consiguen estar o no  en la cita olímpica naturalmente siempre que estemos hablando de equipos de máximo nivel.

    En la disciplina de Salto de Obstáculos, al menos 12 equipos europeos se pueden considerar en este grupo. Alemania, Francia, Gran Bretaña, Holanda, Suecia, Bélgica, Suiza, España, Irlanda, Italia, Austria, etc. Sin olvidar equipos como Ucrania, y circunstancialmente, otros cinco o seis, que no se pueden despreciar.

    Llama poderosamente la atención en la valoración que recoge el artículo, que después de reconocer el mérito de nuestro equipo absoluto por haber conseguido competir en la Superliga durante 2010 tras ganar la Liga Promocional en 2009, o por los éxito del equipo Junior y sub-21; y después de haber ganado 8 Copas de Naciones (4 Equipo Absoluto, 1 de Juveniles, 2 de Infantiles y 1 Campeonato de Europa de Jóvenes Jinetes) se hable de “deterioro notable”. Más aún cuando si repasamos los 20 años anteriores (1985-2005), no son más de cinco Copas de Naciones las que nuestro Equipo de Saltos pudo obtener.

    Como máximo se puede admitir, que se ha estancado la extraordinaria progresión al no conseguir la clasificación para los JJOO, pero de ahí a hablar de desorden y caos va un abismo.

    España lleva ya dos olimpíadas sin acceder a los JJOO en la disciplina de Saltos. En esta tercera ocasión se queda a las puertas, y ya veremos si finalmente compite porque es el primer equipo reserva en el grupo mundial.

    Para un país sin cría nacional, es una proeza mantenerse entre los ocho primeros de Europa. Para nuestros contrincantes un caballo que se lesiona es sustituido por otro de inmediato, y la selección de los cuatro binomios que acuden a cada convocatoria se realiza entre un número enorme de grandes competidores.

    Cuando dos caballos de nuestro equipo se lesionan, a nuestro equipo, le faltan dos caballos. Esta carencia obliga a la Federación a preservar y distribuir los posibles caballos del equipo durante la temporada para llegar en las mejores condiciones posibles a la competición de referencia y cumplir el objetivo principal.

    Eso no es desorden, eso es sentido común. Como lo es, no convocar a un binomio que acaba de barrer la pista en una Copa de Naciones una semana antes del Campeonato

    Es cierto que la disciplina de Salto es la que mayor número de jinetes la practican, como en el resto de países. También es cierto que a pesar de haber aplicado Programas de Incentivación Económica en cada uno de los últimos seis años de mandato de D. Javier Revuelta, para motivar a nuestros jinetes y propietarios a la adquisición de caballos de élite, las nuevas incorporaciones han sido importantes pero no suficientes.

    La Federación Hípica, que desde 1992 hasta 2005 había acumulado un déficit de casi un millón de Euros, con la llegada de esta Junta Directiva, ha amortizado el déficit en los cuatro primeros años, sin que se mermasen los recursos para desarrollar los Programas Deportivos, hasta tal punto de invertir el peso de las subvenciones estatales del CSD respecto de los recursos propios, que actualmente soportan la mayoría de su presupuesto. Lo que ha supuesto un enorme esfuerzo de los federados que han confiado en la gestión de su Presidente y Junta Directiva año tras año, renovándole en 2008 por unanimidad su mandato para otros cuatro años.

     

    Segunda Parte - Cifras

    Tercera Parte - Conclusiones

     

    Fuente: RFHE.com

     


     

    Artículos
    Suscríbete al boletín