Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    ¿Por qué se revuelcan los caballos en el suelo?

    ArtículoCómo - Cuidadosviernes 24 febrero 2012
    Compartir:

    La idea que los humanos tenemos de lo que es el cuidado del cuerpo y nuestras costumbres higiénicas difieren mucho de los que los animales entienden por cuidarse.

    Los equinos, como la inmensa mayoría de los animales, suelen revolcarse por el suelo, e incluso en barro y suciedad. Si lo hacen en tierras húmedas, los caballos acaban ‘rebozados’ o ‘enfangados’ y esto a sus dueños no les hace ninguna gracia, puesto que después viene la hora de la limpieza en sentido humano: baño con agua, jabón (o champú), y un buen cepillado.

    Sin embargo, para los caballos, el revolcarse por el suelo les proporciona un efecto muy beneficioso, casi liberador, pues lo que hacen es quitarse de encima los excesos de grasa de su piel (algo así como nuestra exfoliación) además de los insectos y otros parásitos que les producen picores.

    Y pensaremos: 'se quitan unos parásitos pero seguro que entre tanta mugre adquieren nuevos'. No es del todo cierto. Dicen que la naturaleza es sabia y los caballos no escapan a esa sabiduría. Estos inteligentes animales primero buscan un lugar adecuado e incluso a veces juntan con sus patas un pequeño montón de barro o paja sobre el que se lanzan. ¿Y los insectos? Bueno, ellos también tienen instinto de supervivencia y muchos escapan de la mugre y suciedad porque para algunos, sencillamente, no es su hábitat natural. De modo que la capa de barro y mugre que le queda al caballo en su pelaje sirve para evitar que ciertos parásitos se acercen a su piel.

    Si observamos bien el comportamiento de nuestros caballos veremos que tras revolcarse de lo lindo quedan tan satisfechos que emiten pequeños sonidos a modo placentero e incluso se muestran contentos cuando se revuelcan. Todo esto son signos de que, para el caballo, es un verdadero alivio deshacerse de sus parásitos de esta manera al no lograr hacerlo mordisqueándose o rascándose.

     

     

     


     

    Artículos
    Suscríbete al boletín