Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    La Dramática Situación de los Caballos Con Cepos

    ArtículoCómo - Cuidadosviernes 30 septiembre 2011
    Compartir:

    En los últimos años vienen descubriéndose ya demasiados casos de caballos con cepos en sus patas. Estos casos se dan con más frecuencia en la zona de Galicia (los cepos reciben el nombre de 'pexas') y sus consecuencias son devastadoras para los animales que los sufren.

    Los efectos más destacables son la deformación en el andar en el animal así como numerosas infecciones que los caballos se arriesgan a adquirir debido al roce continuo que provoca el cepo atado a la pata. Estas circunstancias pueden desencadenar efectos fatales ya que pueden llegar a causar incluso la muerte a alguno de los caballos que sufren este maltrato.

    La asociación Libera lucha por los derechos de los animales y en este caso particular lleva ya muchos meses de campaña de recogida de denuncias así como ha iniciado una línea de investigación a los ganaderos que colocan estos instrumentos en los caballos. Hasta ahora han recibido en el correo electrónico unas 40 denuncias y más de 50 imágenes de caballos con cepos.

    La creencia tradicional de que los cepos limitan los movimientos de los caballos ha hecho que esta acción se extienda entre los ganaderos, especialmente gallegos. Los cepos no evitan que los caballos invadan carreteras: lo único que logran es imposibilitar sus movimientos y que los caballos no consigan desplazarse con libertad. Es por esto que no se evitan los accidentes, pues a duras penas un equino en estas condiciones podria llegar hasta la carretera.

    La situación se agrava aún más si se tiene en cuenta que el propietario del caballo no puede ser identificado y por lo tanto, no se hace cargo de las indemnizaciones correspondientes. Tampoco puede ser denunciado por la vía penal y, por tanto, las responsabilidades pasan al Gobierno. Sólo la Comisión Europea podría hacer efectiva la denuncia si se cumple la normativa europea que dicta que es obligatorio para un ganadero que posee un caballo la implantación de un microchip, como los utilizados en los perros, un libro sanitario, y un pasaporte europeo. Pero la implantación del chip, supone un coste medio de entre 50 y 100 euros, y es considerado un gasto elevado por parte de algunos de los ganaderos. Ante esta situación,  la asociación Libera propone varios métodos alternativos para el control del movimiento de los caballos ya aplicados en otros países europeos, como la colocación de pastores eléctricos, de vallas extensibles o de vallas detectoras del movimiento.

    Todas las denuncias recibidas de los ciudadanos son anónimas, ya que en las zonas rurales gallegas, de pocos habitantes, existe mucho miedo a denunciar por el temor a las represalias de sus vecinos.

    Afortunadamente para los pobres caballos que son sometidos a esta penuria, la Comisión Europea ha empezado a investigar también estos casos.

     

     

     

    Artículos
    Suscríbete al boletín