Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Cómo aprender a montar a caballo - Guía inicial de hípica y equitación

    ArtículoCómo - Entrenamiento de caballosmiércoles 13 junio 2012
    Compartir:

    Si estás pensando en empezar a practicar equitación y comienzas desde cero, es importante que tengas en cuenta estas cinco consideraciones para que tu iniciación sea la mejor posible.

    1. Un factor importante es la elección del centro ecuestre o lugar en el que se va a aprender a montar a caballo. Debemos tomarnos tiempo y algo de esfuerzo en asegurarnos que el lugar es de confianza y los profesores están capacitados (por formación y experiencia) en su tarea. El motivo principal es que cuando nos iniciamos en la hípica, es muy fácil adquirir malos hábitos que luego deberemos corregir. Para la búsqueda, podemos recurrir a amigos, familia o conocidos que ya tomen clases y preguntarles su opinión. También podemos buscar información por Internet y sobre todo, visitar el lugar y hablar directamente con las personas allí presentes nos dará esa ‘primera impresión’ tan importante.

    2. Otra consideración es el equipo ecuestre que compremos. No hace falta comentar que es muy importante que la equipación sea de buena calidad, ya que deben ser materiales duraderos y seguros, pues montar a caballo es una práctica que castiga mucho el equipo. Por supuesto, hay que contar con el hecho de que a más calidad, mayor será el coste. Nuestra recomendación es que, dado que nos estamos iniciando, es adecuado un producto de calidad intermedia, pues puede ser que con el tiempo y la experiencia decidamos continuar con mayor asiduidad, alargar temporalmente las sesiones o bien incluso dejar de practicar equitación. Como no sabemos qué pasará, más adelante estaremos a tiempo de adquirir un producto de mayor calidad.

    3. Cuando iniciamos algo nuevo siempre queremos obtener la mayor información y conocimiento posible justo el primer día. Somos como una esponja. Pero montar a caballo es algo que sólo vamos a poder ir conociendo a medida que practiquemos. Y está claro que el primer no vamos a formarnos como jinetes profesionales. Así que mucha paciencia, nadie nace enseñado.

    4.  ¿Comprar un caballo?. Con calma y tiempo. La persona que monta necesita tratar y conocer al caballo y viceversa con tal de ver cuál es el más apropiado y la sintonía entre ambos. Por tanto, antes de decidirnos a comprar un caballo, debemos poseer ya cierta experiencia y, más importante aún, conocimiento en el trato a un caballo.

    5. ¿Has pensado en compartir un caballo con un amigo o familiar que comparta tu afición?. No es tan difícil como parece y desde luego, puede ayudar a distribuir el coste de cuidados y mantenimiento del caballo.

     

     

    Artículos
    Suscríbete al boletín