Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Cómo Conseguir Que Caballos y Perros Se Lleven Bien

    ArtículoCómo - Entrenamiento de caballosjueves 22 septiembre 2011
    Compartir:

    A pesar de que los caballos pueden ser tres veces más grandes que los perros, pueden asustarse tanto de los perros como los perros de ellos. Si eres dueño de un caballo y de un perro, pueden llevarse bien, sin problemas, si les das la correcta presentación y prácticas de formación.

    La mentalidad de un caballo es que aparte de sus propietarios cualquiera puede ser considerado como una amenaza. Al presentarle tu perro al caballo por primera vez, o cuando les permitas acostumbrarse el uno al otro, mantén a tu perro con una correa hasta que esté acostumbrado al caballo. Sobre la presentación, asegúrate de que tu caballo no sea capaz de patear.

    Estos son algunos consejos sobre cómo entrenar a tu perro para interactuar con tu caballo.

     

    Establece límites

    El perro puede meterse en el potrero a través de las aperturas, los espacios entre las barras, o meterse en el interior de la granja o el recinto del caballo. Parte de la capacitación de los límites es siempre tener un collar y una correa para tu perro para que puedas limitar sus movimientos. Es similar al entrenamiento del perro para caminar. En el entrenamiento de los límites, asegúrate de llevar a tu perro y no que sea al revés.

     

    Los perros son curiosos por naturaleza

    La primera vez que presentes el perro al caballo, querrá olerlo para saciar su curiosidad. Asegúrate de que tu caballo se relaje. Permite que tu perro olfatee al caballo, pero una vez más, recuerda que debes establecer los límites. Si tu perro se excita o intenta saltar o morder al caballo, tira de la correa y reprímelo adecuadamente y de inmediato.

     

    Si tu perro es muy ladrador

    Antes de la presentación de ambos, observa a tu perro con atención si tiene inclinación a ladrar. Reprende a tu perro con firmeza pero con cuidado, si ves señales de que está a punto de ladrar. Si ladra, el caballo automáticamente lo interpretará como una amenaza. La primera impresión durará y podría dar a tu caballo una experiencia desagradable con el perro, por lo que será más difícil para que ellos se lleven bien.

     

    Los caballos y los perros son animales de carga

    Esto significa que siempre habrá un alfa, o un líder de la manada. Ambos podrían competir por el puesto. Para un perro, la lucha por ser el dominante puede llevarlo a ladrar y tendrás que ser rápido para frenarlo. Mantén la calma de los dos y también exude una actitud serena pero firme para que los dos sientan tu energía y entiendan que tú eres el líder de la manada.

    Al igual que con cualquier régimen de entrenamiento, la consistencia y la paciencia son siempre importantes para tener éxito en la construcción de una relación armoniosa con tus mascotas. Recuerda que debes ser firme y consistente con tus comandos y sigue la rutina para que tu caballo y tu perro sepan lo que esperas y deseas de ellos. El proceso puede ser gradual, pero tendrás un caballo y un perro que se sentirán cómodos el uno con el otro.

     

     

    Fuente e imagen: petsintouch.com

     

     

    Artículos
    Suscríbete al boletín