Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Cómo pasar del trote al galope

    Compartir:

    Al montar a caballo, especialmente si se trata de un jinete iniciado (no principiante), antes de empezar a galopar hay que tener claras algunas cosas.

    Lo primero es que el jinete se sienta cómodo a medio trote, ya que deberemos poder controlar al caballo antes de intentar galopar. Una práctica que nos puede servir de ejemplo es intentar ponernos de pie en los estribos mientras estamos a medio trote o directamente, trotando. Si logramos hacerlo de la manera correcta, la parte superior de nuestro cuerpo y la cabeza se mantendrán estables, a la vez que los brazos y las piernas absorberán los movimientos del caballo. Si lo estamos haciendo bien, en caso de que el caballo tropiece, nos sentaremos automáticamente y nos apoyaremos en la silla en lugar de caer hacia el cuello del caballo.

    Antes de empezar a galopar nos aseguraremos de que ajustamos los estribos. Cuanto más cortos sean los estribos, más segura será nuestra posición encima del caballo. Así, intentaremos ir al trote alrededor de unos diez minutos. Este tiempo nos permitirá, tanto al caballo como a nosotros, calentar los músculos y estirarnos un poco.

    Iremos aumentando poco a poco la velocidad. Insistimos en lo de hacerlo despacio porque si no nos sentimos cómodos o no hemos ajustado bien los estribos, será en este momento cuando nos daremos cuenta y podremos ir ajustándolos según nos convenga. Y así, poco a poco pero de manera decidida ya podemos iniciar el galope.

     

    Artículo relacionado:

    Consejos a la hora de galopar a caballo

     

    Artículos
    Suscríbete al boletín