Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    El Paseo de Caballos de la Feria de Córdoba

    Compartir:

    Muchas Ferias de ciudades y pueblos de toda España, y, muy especialmente, del sur, gozan de su Paseo de Caballos. La imagen habitual es de enganches, carruajes engalanados y jinetes por las calles del recinto ferial en el que se desarrolla el festejo.

    En el caso de la Feria de Córdoba, El Arenal es el centro de reunión por excelencia donde poder gozar de este espectáculo visual. El Rincón del Caballo es el punto de partida de todos los aficionados al mundo ecuestre y donde se dan cita agradables ratos entre paseo y paseo.

    Uno de los jinetes fieles al encuentro anual es Gregorio Aguilar, que llega a El Arenal "la víspera de la Feria y no me voy hasta el domingo". Y así todos los años, "desde que era chico, y acabo de cumplir 60". Acude con su caballo Barrabás y uno de sus enganches, un sociable de estilo inglés que tiene 180 años. "Se llama sociable porque las parejas van sentadas una enfrente de otra y pueden ir conversando", explica. Está orgulloso de su carruaje, que le costó "tres millones de pesetas hace ya muchos años" y que tuvo que restaurar, pero todavía conserva la esencia de esos casi 200 años de vida, como los faroles, que son originales.

    Y es que mantener la afición ecuestre no es precisamente barato. Como datos, cabe mencionar que tan sólo el traje de corto cuesta entre 600 y 1.200 euros. El equipo de enganche de un caballo al estilo inglés puede costar hasta 1.500 euros. La montura vaquera, por ejemplo, puede costar alrededor de mil euros. Y así, suma y sigue. Pero como apunta Aguilar, “la satisfacción personal es mucho mayor". Lleva razón cuando comenta que "todo el mundo tiene un capricho, el mío son los caballos".

    Por supuesto, los caballos y jinetes que acuden a la Feria lo hacen mostrando sus mejores galas. Aunque estos gastos, en los tiempos que corren, no están al alcance de todos. Es una circunstancia que se ha hecho notar en El Arenal, que en la edición de 2012 ha visto disminuido el número de caballistas. Además, hay que tener en cuenta que la Feria de Córdoba coincide, a su vez, con la Romería de El Rocío, evento al que acude gran número de caballistas.

    De todos modos, si se desea disfrutar del mejor momento de la Feria hay que acudir por la tarde, después de comer y antes de cenar, que es cuando más gente hay y el ambiente está en su punto más álgido.

     

    Artículo relacionado:

    José Ángel Vilches Cañete - Caballista

     

     

    Fuente e imagen: eldiadecordoba.es

    Artículos
    Suscríbete al boletín