Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Exhibición de Enganches en la Real Maestranza de Sevilla

    Compartir:

    El domingo previo a la Feria de Abril de Sevilla, la plaza de toros de la Maestranza se convierte, por unas horas, en lo que un par de días después será la Real de la Feria. Cascabeles y cascos de caballos resuenan por igual y la plaza de toros alberga el ambiente de un día de Feria cualquiera.

    Antes de llegar a la Plaza de toros, los enganches, sus cocheros y los caballos pasean poro las calles hispalenses de Adriano, Antonia Díaz y el Paseo de Colón. El desfile de los coches de caballos ofrecen un espectáculo único, y el público se agolpa en las calles para admirar los carruajes, algunos antiguos y otros construidos según la tradición. Todos ellos participarán en la Exhibición de Enganches de la Feria, que en 2012 alcanza su vigésimo-séptima edición. El evento está organizado por el Real Club de Enganches de Andalucía y colabora la Real Maestranza, el Ayuntamiento de Sevilla y los patrocinadores.

    Una vez dentro de la plaza de toros, aficionados y turistas disfrutan del espectáculo, mientras los enganches salen a pista con sus mejores galas dispuestos a que el jurado los vea en acción.

    Si bien el número de participantes varía, se estima en aproximadamente unos setenta competidores entre todas las categorías: servicio público, mular tronco, mular tresillo, limoneras, tándems y tridem, troncos caleseras, troncos inglesa, tresillos y potencias, cuarta calesera, cuarta inglesa, media potencia y 5 a la larga.

    Los jueces aprecian y califican el buen estado y conservación de los coches de caballos, el enjaezamiento, ya sea a la calesera (la forma más tradicional, en los que a los caballos se les cubre de borlajes, arreos de color avellana y cascabeles), a la inglesa (con collerón) o a la húngara (usa pechopetral en vez de collerón y correajes trenzados); así como la vestimenta de sus cocheros y ocupantes. Entre estos últimos es frecuente ver a las mujeres vestidas con el traje de flamenca pero también, cada vez más, a otras con mantilla blanca, tradicionalmente usada en los toros y que la exhibición de enganches ha contribuido a recuperar.

    Tras ser sometidos a examen a pie parado, los enganches acceden a la plaza de toros para que el jurado compruebe cómo evolucionan. Es todo un espectáculo que da inicio a las doce del mediodía y suele durar un par de horas.

    Se trata de una exhibición única en el mundo, no sólo por la calidad de los carruajes en si mismos sino también porque son enganches actualmente en uso, muchos de ellos participan en los paseos en el Real de la Feria de Abril.

    Conservar y mantener los enganches implica cierta complejidad, motivo por el que la afición, vocación y pasión por el mundo ecuestre se dan cita para mantener y empujar , y en la que se aúnan afición y deseo de mantener la tradición de estos carruajes surgidos como medio de transporte para el campo y para la ciudad y que actualmente se pueden apreciar o bien en su disciplina ecuestre deportiva o bien en fiestas y tradiciones, especialmente del territorio andaluz.

    Por otro lado, algunas son las profesiones ligadas a la tradición de los enganches: los charolistas, creadores y restauradores de coches de caballos; los cocheros, que deben saber guiar y conducir al caballo; cuidadores y entrenadores de caballos; los propios criadores y por supuesto, todo el profesional que elabora las guarniciones y vestimenta de caballos y cocheros.

     

     

     

    Fuente: abcdesevilla.es

    Imagen: larazon.es

     

    Artículos
    Suscríbete al boletín