Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Historia de la Cabalgata de Albacete - Asociación Ecuestre 'El Estribo'

    ArtículoHistoria - Fiestas y Tradicionesmartes 27 septiembre 2011
    Compartir:

    Los inicios de la cabalgata ecuestre de la Feria de Albacete, como se la conoce hoy en día, se remontan a 1984, y va ganando adeptos año tras año. El evento se inició con unos 25 ó 30 caballos y con cinco o seis coches y en las últimas ediciones se llega a cientos de caballos y medio centenar de carruajes, carrozas y calesas.

    La Asociación ecuestre de 'El Estribo' pretende recuperar de esta manera la tradición ganadera de los festejos. Actualmente, cada septiembre acuden jinetes a título particular, aunque lo normal son grupos de personas que practican la hípica y se organizan por cuadras o clubes hípicos.

    Los caballos tienen una presencia constante en la Feria de Albacete. Todos los días, desde el 8 de septiembre, tienen su paseo por una parte de los Ejidos y ayer, de forma especial, protagonizaron una cabalgata desde el paseo de Simón Abril hasta el Recinto Ferial. Caballos, calesas, enganches, carros y carruajes recorrieron las principales calles de Albacete adornados con sus mejores galas e indumentarias para que un jurado determine los cánones técnicos, de asistencia y presentación de los participantes por los que se regirá para entregar los premios que concede 'El Estribo'.

    El que fuera presidente de la asociación, hoy asesor de la misma, Miguel Martínez Tébar, asegura que la tradición de pasear a caballo por los Ejidos de la Feria va cada año a más, normalizándose de esta manera el deporte ecuestre.

    Martínez Tébar asegura que montar a caballo no es «más caro» que la caza, pero admite que no deja de sorprender a muchos la simple propiedad de un caballo, circunstancia cuyo coste no excede de los 120 euros mensuales en el caso de que el propietario tenga el animal en una explotación propia. «El gasto mensual puede subir mucho más si el jinete quiere doma, mantenimiento o enganche; eso ya depende mucho de lo que se acuerde con picadores y domadores», comente el expresidente de 'El Estribo'.

    En sus propias palabras, antes de la era industrial, las carrozas eran tiradas por caballos, es decir, que la vida en Albacete se desarrollaba con tracción animal «y así nació la Feria», insistiendo en que la presencia de los caballos en Albacete «es más histórica que la cerveza y los mojitos».

    Con el transcurrir de los años y la mecanización del sector agrario, el caballo  fue desapareciendo poco a poco de la Feria motivo por el que hoy en día los jinetes apenas se están quedando casi sin espacio en el Recinto Ferial: «Lo suyo sería que, al menos en el día de la cabalgata ecuestre en el que se juntan más caballos y más carruajes, se crearan dos espacios específicos de giro o que nos permitieran dar la vuelta entera al Recinto Ferial», reivindica Miguel Martínez Tébar, quien también reconoce, no obstante, que en los últimos años han mejorado bastante los paseos ecuestres al dejar libre parte de la acera del Recinto Ferial.

     

    Contenido relacionado:

    La cabalgata ecuestre de la Feria de Albacete

     

     

    Fuente e imagen: laverdad.es / Manuel Podio

    Artículos
    Suscríbete al boletín