Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Peleas de caballos en China

    Compartir:

    Los caballos se yerguen frente a frente, ofensivos y chocando sus patas delanteras, hasta que uno de ellos muerde a su oponente, y el público estalla en aplausos. Es una manera de comenzar el Año del Caballo para los espectadores congregados en esta remota localidad del sur de China.

    Para los habitantes de Tiantou, localidad de la región de Guangxi esta particular lucha de caballos, cuyo vencedor obtendrá como premio a una yegua, es una antigua tradición con más de 500 años de antigüedad con motivo de la celebración del Año Nuevo lunar.

    "Sin combate de caballos no nos sentiríamos en el año nuevo", señala Pan Jianming, cuyo caballo Little Black es el que en esta ocasión ha mordido a su oponente en el cuello, logrando, de esta manera, la victoria en esta peculiar competición.

    "Si le gusta la yegua, no le importará sufrir, nunca rechazará el combate", indica Jianming, en referencia a Little Black, cuyo morro ensangrentado refleja la crudeza del enfrentamiento..

    Antes de que dé tiempo a alarmarse, Pan asegura que poseen "medicamentos para curar sus heridas". Este vecino se lleva el premio otorgado al campeón, de 500 yuanes (no llega a 60 euros).

    Suelen participar alrededor de unos quince caballos en estas luchas, tradicionales durante más de cinco siglos entre el grupo étnico Miao, que vive en las áreas montañosas del sur de China y el sudeste asiático.

    Remontándonos al origen de estos combates parece que todo apunta a una lucha de caballos organizada por dos hermanos con el objetivo de resolver la disputa que los enfrentaba: ambos deseaban casarse con la misma mujer.

    Sin embargo, y con razón, estos combates, organizados cada año en decenas de pueblos y aldeas de las montañas del sur del país, están siendo duramente condenados por organizaciones de defensa de los derechos de animales.

    En 2010, el grupo Animals Asia, con sede en Hong-Kong, denunció públicamente estas prácticas calificándolas de "espectáculo horrendo" que causa "sufrimiento a los animales".

    Los sementales son alentados a pelear mediante la presencia de una yegua, mantenida al margen del combate y protegida por campesinos armados con palos.

    Según apunta Animals Asia, las yeguas suelen ser, con frecuencia, "inyectadas con hormonas para inducirles el celo".

    En Tiantou, son cientos los espectadores que asisten a los combates de los caballos y se sitúan a pocos metros del lugar donde los animales luchan, sin barreras de separación.

    Algunos espectadores procedentes de otros lugares de China consideran "horrible" ver las heridas de los equinos. Zhou Tingyi, de 63 años, que preside la competición con un megáfono, afirma: "Solemos celebrar combates de caballos solamente una vez por año, pero ahora lo haremos más a menudo porque es el año del caballo".

    Y añade que el caballo idóneo para pelear "tiene que ser fuerte, tener energía". Es por este motivo que los criadores de estos caballos suelen poner a pelear a ejemplares de entre cuatro y ocho años.

    "El combate de caballos es solamente un entretenimiento", afirma Pan Yinghong, que lleva a su caballo atado con un lazo. En la competición también se trata de conseguir la "gloria", añade.

    Los espectadores no dejan de gritar y alentar a los caballos con un "¡pelea, pelea!" en cuanto se aproximan los sementales. Muchos de los asistentes, a pesar de la sangre y los mordiscos, insisten en que la competición no es cruel.

    Incluso los más jóvenes, como Di Xhai, de apenas 16 años, parece compartir esa percepción: "A veces los caballos resultan heridos, pero no suele ser nada grave, tienen la piel muy dura".

     

     

    Fuente e imagen: AFP / elnacional.com 

    Artículos
    Suscríbete al boletín