Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Tipos de sillas de montar

    ArtículoCómo - Accesorios y equipamientomiércoles 04 febrero 2015
    Compartir:

    Existe una gran cantidad de tipos de sillas, cada una de ellas está relacionada con el tipo de monta que se va a usar, la doma del caballo, los materiales disponibles y la cultura del lugar de origen.

    Las sillas más simples, llamadas también "albardas" o "aparejos", consisten en un simple cojín de cuero o lona relleno de un material esponjoso y sujeto con varias cinchas, lo que ayuda a relajar la fricción del peso del jinete o de la carga sobre el lomo del animal. Estas sillas se siguen usando sólo en los ambientes rurales, en monturas tales como burros y mulas, o los países en vías de desarrollo ya que los materiales de los que están hechas son mucho más simples que una silla convencional. Existe una variante local y evolucionada de esta silla, llamada "Jerezana", que consiste en una zalea de piel de borrego sobre una superficie de cuero y nos borrenes y respaldo mínimos, y sin ninguna armadura interna. Esta silla resulta mucho más liviana y funcional que una silla normal, pero más elaborada que una albarda común.

    Las sillas de doma o potreras. Son las empleadas para efectuar un primer contacto entre el caballo y el jinete, así como en los trabajos de doma. Estas sillas suelen tener borrenes desarrollados, ya que es más fácil que el jinete pueda necesitar alguna clase de agarre al montar, y también son menos rígidas que las comunes. A la hora de usarlas, la primera silla de doma que se pone al potro, es ligera y más suave, y a medida que la doma avanza, se va volviendo más pesada.

    Silla de paseo. Para este tipo de silla se suele usar la Silla inglesa. Se trata de una silla de peso mediano, con faldones laterales, borrenes y respaldo prácticamente ausentes, y estribos simples. Es básicamente una silla multiuso y está pensada para monta regular al estilo "jineta o amazona", pero no prolongada. Es la más extendida en la práctica de la equitación con múltiples variantes según su uso final. Hay unas más ligeras que ocupan en la hípica que es más liviana para que el caballo tenga menos peso. polo, salto, adiestramiento, etc. Cada una presenta variantes acordes con su función, así por ej, una silla de salto, tiene los faldones más cortos y redondeados, con la parte frontal acolchada, mientras que una silla de doma clásica tiene los faldones muy largos y sin acolchar.

    Silla vaquera: Este tipo de silla posee muchas variantes de acuerdo con el país de origen, así la silla vaquera de los Butteri italianos es diferente a la silla vaquera empleada en España, o la de Australia, aunque la más conocida internacionalmente es la silla de cowboy americano, y la muy similar silla charra de México.

    A pesar de las variantes locales, todas tienen una serie de caraterísticas comunes: están hechas para ser usadas durante mucho tiempo, en condiciones adversas y de trabajo duro, y que sean cómodas tanto para el jinete como el animal.

    La principal característica es que, más que una silla, es un sillón, ya que resulta grande, amplia, con grandes borrenes y respaldo. Sus estribos suelen ser bastante grandes, para proteger los pies del jinete de los accidentes, y su posición está algo adelantada, de forma que el jinete puede ir ligeramente recostado sobre la silla, lo que ayuda enormemente en situaciones prolongadas como, por ejemplo, la de quien tiene que pasar muchas horas trabajando en el campo. Además, suelen ser muy anchas, cubriendo gran superficie del lomo del animal, lo que ayuda a distribuir mejor el peso del jinete sobre las espaldas del caballo, siendo así menos molesto para el equino.

     

    Artículos
    Suscríbete al boletín