Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    ¿Es la hípica un deporte elitista?

    ArtículoHistoria - Jinetesjueves 05 abril 2012
    Compartir:

    El equipo hípico español de Salto de obstáculos es actualmente reserva del grupo mundial y europeo y se encuentra a la espera de que la Federación Ecuestre Internacional confirme si el equipo participará en los próximos Juegos Olímpicos en Londres. Aunque, en estas circunstancias, ese equipo se conforma de jinetes y amazonas que parecen confirmar la idea tan expandida que afirma que ‘la hípica es elitista’.

    Tan sólo hace falta echar un vistazo de los posibles candidatos del equipo español de Saltos: Sergio Álvarez Moya, reciente marido de Marta Ortega, quien también es aficionada al Salto y heredera de la mayor fortuna de España; Cayetano Martínez de Irujo, perteneciente a la aristocrática Casa de Alba; José Bono junior, hijo del expresidente del Congreso de los Diputados del mismo nombre; Carolina Aresu, sobrina de Ana Obregón; o Natalia Golding, hija del empresario de Parques Reunidos.

    Suele ser relativamente fácil avistar a Amancio Ortega, padre de Marta, en el Centro Hípico de Casas Novas, construído para que su hija pudiera practicar su afición. Por otro lado, Cayetano Martínez de Irujo, hijo de la duquesa de Alba, y Conde de Salvatierra, es habitual desde hace años de las pistas ecuestres, y se encuentra, actualmente, en el puesto número 14 del ranking nacional.

    Jesús Garmendia, marido de la soprano Ainhoa Arteta y amigo de Sergio Álvarez y Marta Ortega es el séptimo jinete del ranking nacional. Tras él, y ya en el núm. 24 se encuentra Carolina Aresu. Por otra parte, la mencionada Natalia Golding se sitúa en el puesto 44 y Bono en el 58.

    En otra modalidad ecuestre, encabezando la Doma Clásica, se encuentra Beatriz Ferrer-Salat, hija del expresidente de la CEOE y del Comité Olímpico Español, Carlos Ferrer Salat. Esta gran amazona ya participó en las Olimpiadas de Atenas en 2004 llevándose una medalla de plata y otra de bronce.

    Es ‘vox populi’ que la disciplina de Salto de obstáculos suele ser practicada por muchos personajes que de una forma u otra están relacionados con altas esferas de la economía y la política de España. Casi da la impresión de que este deporte esté ‘reservado’ a un grupo social muy determinado y no al alcance de cualquiera.

    Si analizamos los costes, se entiende: la compra de más de un caballo, pues si el único del que se dispone se lesiona, hay que salir a la pista con otro de reserva. El alto precio del material y accesorios ecuestres, además del mantenimiento (alojamiento, alimentación, servicios de veterinario y herrador) del caballo. Y por supuesto, el elevado coste de inscripción para acceder a ciertas competiciones, a lo que hay que añadir el desplazamiento y transporte de los caballos para participar en esas competiciones, a menudo internacionales.

    Es por este motivo, que los deportistas visibles en esta disciplina son suelen ser hijos de políticos, empresarios, o deportistas reconocidos, como Eduardo Álvarez Aznar, hijo del olímpico Luis Álvarez Cervera, o Luis Astolfi Flores, hijo del conocido jinete, ya que el alto coste de la práctica de esta disciplina sólo es accesible para aquellos cuya posición económica y social goza de buena salud.

     

     

    Fuente e imagen: vanitatis.com

    Artículos
    Suscríbete al boletín