Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Álex Crivillé - Jinete de Raid

    ArtículoHistoria - Jinetesmartes 12 junio 2012
    Compartir:

    Hace un año y medio que Álex Crivillé adquirió a Inguru, un caballo navarro "bastante grande, corpulento, no muy ágil pero valiente. Es más un camión que un coche de carreras", según lo define el propio campeón de 500 cc.

    Y es que, retirado del mundo del motocicilismo, la nueva ‘máquina de Crivillé’ es el caballo, conquien participa en la disciplina de raid hípico.  Junto a Inguru participó recientemente en el Campeonato de España de Raid, celebrado en Casarrubios del Monte (Toledo) donde el binomio obtuvo el bronce, por detrás de Álex Luque (con Louteiro de Eo) y Alejandra Dachs (con Yesmane).

    Inguru aguantó, tal como comenta Álex, ya que se trataba del primer 160 km en el que participaba el caballo. "Pobrecito, cuando fuimos al podio estaba muy cansado", añade. "Yo también estaba reventado y tras la euforia, al día siguiente me dolía todo".

    El recorrido se iniciaba a las 6 de la mañana y terminaba sobre las 5 de la tarde. Crivillé e Inguru invirtieron unas 11 horas aunque el tiempo cronometrado fue de 8:41.16. “En estas carreras se promedian entre 20 y 30 km/h", comenta. "Y lo importante es frenar al caballo, especialmente a Inguru, que nunca había hecho esta prueba". Crivillé superó las seis etapas, con descansos de 30 minutos para avituallamiento y revisión veterinaria, de forma intachable. "Son carreras en las que hay que ir de menos a más", añade.

    Gracias a la moto comenzó a hablar con los caballos. Cuando llegó la época de su retirada de los circuitos, solía refugiarse en sus caballos. "Me escapaba a la montaña para estar tranquilo, en silencio, para relajarme", recuerda. Aquellos paseos le pusieron en sintonía con la naturaleza. Le dieron equilibrio y le devolvieron las ganas por competir. Esta vez, a lomos de un animal.

    Sabe que el raid es una disciplina dura y crucial para la resistencia de un caballo. "Hablo mucho con él (Inguru) y lo voy dosificando. Muchos no terminan", comenta mientras recuerda que hace años, en su primera prueba nacional no pudo terminar. "Te llena mucho haber cuidado a tu caballo y terminar junto a él", admite.

     

     

     

    Fuente e imagen: marca.com

    Artículos
    Suscríbete al boletín