Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Álvaro Álvarez - Jinete Profesional

    ArtículoHistoria - Jineteslunes 26 noviembre 2012
    Compartir:

    Álvaro Álvarez siempre ha tenido claro que los caballos eran su pasión. A sus 33 años, el joven leonés ocupa en la actualidad una buena posición en el panorama nacional de la doma clásica, además de regentar el Club Hípico Marialva, en Santovenia del Monte, el único centro en la provincia de León dedicado a la hípica de alto rendimiento para la competición.

    Su formación, además, ayuda a respaldar su perfil profesional. Álvaro es titulado en Técnico Deportivo Superior en Deportes Ecuestres, estudios avalados por el Comité Olímpico Español (COE). Un título que solamente poseen 20 personas en todo el territorio nacional.

    Según Álvarez, su definición de la doma clásica es «hacer del caballo un atleta a través de un trabajo metódico y racional». Este constituye el principio básico cuyo entrenamiento exige una dedicación vitalicia con tal de poder adquirir la técnica depurada y perfecta que exige la competición. «El caballo es en este caso el deportista y el ejercicio y trabajo diarios le convierten en un animal mucho más elástico, ágil y equilibrado», describe. La principal diferencia con la alta escuela, es que ésta no está calificada como deporte y «las formas de doma no suelen ser tan racionales o no se preocupan tanto por la salud física del animal», añade Álvarez.

    El caballo, que hasta los 7 años no puede participar en un gran premio, realiza una serie de ejercicios en una pista de dimensiones regladas con un jinete montado que le dirige por cada punto del cuadrilongo. Al ser una disciplina olímpica, la doma clásica celebra copas del mundo cada dos años. «Dentro de la hípica es la que más ha evolucionado en España en los últimos años y la que mejor palmarés tiene hasta el momento en los juegos mundiales ecuestres».

    Álvarez reconoce que su provincia natal reúne una gran tradición ecuestre, pero, en su opinión “falta inculcar que la gente aprenda a hacer deporte con el caballo, que la zona crezca en la manera de disfrutarlo y dejen de ver a este animal como un mero medio de paseo”.

    Sobre si se siente afortunado de poder vivir de su pasión, el jinete comenta que “en realidad, trabajar en tu pasión es una gran desgracia” ya que “cuando uno ama tanto su trabajo acaba por no dar importancia a los beneficios que saca de él.” Álvaro confiesa que le llena tanto dedicarse al mundo ecuestre que “el dinero a veces acaba siendo el mínimo para poder sacar adelante todo día a día. No es un negocio”, explica, siendo consciente de que ciertamente es un privilegiado.

    Aún habiendo pasado toda su vida rodeado de caballos, no fue hasta los 15 que empezó a especializarse en la doma clásica. A partir de ahí, combinó sus estudios en Hostelería y Turismo y trabajó en el sector a la vez que iniciaba su formación como jinete y entrenador. A día de hoy, esta formación no ha finalizado ya que como él mismo señala “la equitación nunca se acaba de aprender y cada día hay que ahondar un poco más en la relación jinete-caballo”.

    Álvarez sueña con poder competir en unos Juegos Olímpicos, aunque es consciente de las dificultades que se pueden presentar por el camino, ya que es consciente de que “ganar un evento así requiere poseer un caballo de calidad y movimientos excepcionales y conseguir con él una complicidad absoluta. Y aún así, uno está expuesto a los sentimientos del animal y al entorno”, reconoce. “Éste siente, se asusta, padece, tiene nervios, le duele una herradura... En décimas de segundo te juegas el trabajo de años”.

    Además, “es algo muy caro ya que los precios de los caballos olímpicos de alta gama rondan los 300.000 euros y a eso hay que añadir el transporte acondicionado, un patrocinador y el viaje de varios días para que el caballo se adapte al entorno”, enumera el joven jinete.

     

    Contenido relacionado:

    Club Hípico Marialva - Centro de Alto Rendimiento

     

     

    Artículo e imagen originalmente publicados en diariodeleon.es el 25/11/2012

     

     

    Artículos
    Suscríbete al boletín