Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Andrea García - Joven amazona asturiana

    ArtículoHistoria - Jineteslunes 09 julio 2012
    Compartir:

    La joven amazona asturiana Andrea García es, a sus quince años, una de las jóvenes promesas de la hípica española. La experimentada amazona empezó a montar a caballo con seis años y a los ocho disputaba sus primeras competiciones.

    En 2006 conseguía su primer gran éxito al proclamarse vencedora del Campeonato de Asturias de Salto de Obstáculos. Desde entonces, y hasta ahora, ha ido cosechando un éxito tras otro, hasta ganar por primera vez el oro en el Campeonato de España disputado en Segovia a finales de junio de 2012, en la modalidad de Ponis C (hasta 1,40 metros de alzada) a lomos de ‘Espion de Loisete’. Sin embargo, en esa misma competición también se trajo una medalla de plata, en la categoría de Ponis D (hasta 1,50 m.) con ‘Pargate Snow’.

    Si bien García puede continuar montando ponis hasta los 16 años, la amazona de Llanes ya ha empezado a compaginar sus entrenamientos y competiciones con caballos. De hecho, para las competiciones tiene dos ponis y un caballo, con el que, por el momento, ya ha logrado conquistar una segunda posición en un concurso B, segunda categoría en importancia, en León. De hecho, en ese mismo concurso fue superada por el jinete, también asturiano, Leonardo Medal, quien, a su vez, es profesor de equitación de Andrea.

    La amazona vive con pasión la equitación, llegando a entrenar cuatro horas cada día y dedicando gran parte de su tiempo libre a estar con caballos y ponis. Según comenta su padre, Rafael García: «cuando sale del colegio, se pasa hasta las cuatro de la tarde entrenando con caballos bajo la supervisión de Leonardo Medal, y después se desplaza hasta Avilés, al Centro Deportivo El Forcón, donde la prepara Óscar Fanjul para competir con ponis».

    Rafa se muestra muy orgulloso de la gran afición de Andrea por la hípica y el mundo ecuestre, aunque reconoce que supone un esfuerzo muy grande: «es un deporte muy esclavo. No hay ningún secreto para lograr los éxitos, solo entrenar mucho, dedicarle muchas horas, y que te guste. Y aún así es muy complicado porque depende de dos; de ti y del caballo, y si el caballo no está por la labor no hay nada que hacer. Por no hablar de los desplazamientos: hay que ir un día antes para llevar los caballos. La hípica exige un gran esfuerzo».

     

    Fuente e imagen: lne.es

    Artículos
    Suscríbete al boletín