Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Antonio Arenas - Presidente del Colegio Oficial de Veterinarios de Córdoba

    ArtículoHistoria - Jinetesmartes 18 marzo 2014
    Compartir:

    El catedrático de Sanidad Animal de la Universidad de Córdoba, y recién proclamado presidente del Colegio Oficial de Veterinarios de Córdoba, Antonio Arenas comenta los retos a los que se enfrenta en su nuevo cargo así como los planes y objetivos a cumplir durante los próximos cinco años.

    A destacar la intención de crear un gabinete jurídico para colegiados y la formación continua de los profesionales veterinarios.

    ¿Cómo asume este nuevo cargo?

    Con mucha ilusión y ganas de trabajar. Quedan algunas tareas pendientes en el Colegio de Veterinarios, ya que se trata de una profesión tan versátil y heterogénea que hay que librar muchos aspectos en cada campo.

    ¿Cuáles son sus retos?

    Son muy eclécticos, porque no es lo mismo la problemática que atañe a una clínica veterinaria que a un funcionario del servicio de salud que se dedica a revisar restaurantes o mataderos. Es necesario ponderar todos los recursos, por ello es un aspecto fundamental la actualización de conocimientos, porque el mundo de los veterinarios es muy competitivo y quedarse atrás es un problema. Por ello, desde el Colegio vamos a potenciar la formación continua.

    ¿Hay intrusismo en esta profesión?

    Mucho. Sobre todo en el campo. Sabemos de casos de clínicas ambulantes de caballos y vacuno en las que hay trabajando gente sin formación y que están haciendo las labores de un veterinario. Por ejemplo, hay algunos herradores de caballos que se dedican a castrarlos, aún sin tener formación para ello. Estamos ante una competencia desleal y que desafortunadamente se ha debido a que son muchos los compañeros que acaban la carrera comienzan a trabajar en precario. Ser veterinario significa dedicarse a una profesión noble que mira siempre por la salud de los animales, y también de las personas, porque no olvidemos que el veterinario es la primera pieza de la salud humana.

    ¿Cuáles son las principales demandas de los veterinarios?

    Sin duda, la formación y la protección. Todos los veterinarios quieren estar protegidos de las injerencias externas. Actualmente los servicios jurídicos del Colegio de Veterinarios están a disposición de la institución, y a mí me gustaría que estuvieran a disposición del colegiado. Por ello, uno de mis objetivos a corto plazo es crear un gabinete jurídico administrativo para dar respuesta a los colegiados. Este gabinete ayudará a resolver todo tipo de problemas, además de facilitar la presentación de documentación ya que los veterinarios nos movemos en una normativa muy amplia y para cualquier trámite perdemos mucho tiempo.

    ¿De qué manera trabajará el colegio de Veterinarios con la Universidad de Córdoba?

    La Universidad cuenta con una infraestructura de gran importancia como es el Hospital Clínico Veterinario, un hospital de formación de alumnos donde trabaja personal veterinario de prestigio. Este centro, no obstante, se ha convertido en una competencia muy fuerte para las clínicas de Córdoba. Por ello, quiero de alguna manera reunir a través de una comisión ad hoc a responsables del hospital y a clínicos para poder llegar a una solución. Tampoco podemos desaprovechar que en Córdoba contamos con una de las facultades de veterinaria con mayor prestigio de toda España, por ello tenemos que tener un contacto permanente con la UCO. Además, en mi condición de catedrático voy a apostar por la organización constante de cursos, ponencias y jornadas educativas.

     

     

    Entrevista e imagen originalmente publicados en abcdesevilla.es

    Artículos
    Suscríbete al boletín