Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Belén Rodriguez, Salvadora de Caballos

    ArtículoHistoria - Jinetesviernes 30 septiembre 2011
    Compartir:

    El amor de Belén Rodríguez hacia los caballos la ha convertido en una especie de ángel de la guarda de estos animales. Cuando llega a sus oídos que un equino va a ser abandonado o sacrificado por cualquier motivo hace lo imposible por encontrar un hogar para el animal, ya sea acogiéndolo como propio o buscándole unos nuevos dueños. En veinte años ha adoptado a alrededor de unos veinte animales, todos ellos con una triste historia detrás. Cuando envejecen o se ponen enfermos muchos propietarios deciden deshacerse de ellos, sacrificarlos o incluso venderlos para carne.

    Con la crisis económica son muchos los que no pueden hacer frente a los gastos mensuales que supone mantener un caballo -al menos unos 200 euros al mes-por lo que el problema de los abandonos se ha agravado en los últimos años. En estos momentos, la valenciana cuida de cinco equinos. Éstos se encuentran en una finca que cuenta con un espacio amplio para que los caballos se muevan con libertad, cosa que alegra a Belén. "Necesitan libertad, encerrarlos es un castigo", comenta."Bogona" estaba ayer algo inquieta. Tiene 24 años y cojea al andar. Es francesa y saltaba muy bien, pero cuando dejó de hacerlo dejó también de interesar a sus dueños. Desde hace cuatro años Belén la mima de la misma forma que haría una madre con su hijo.

    Amenaza de la nueva normativa

    La loable labor que lleva haciendo Belén todos estos años ha topado con una gran traba: el decreto de la Generalitat que regula "las explotaciones equinas no comerciales de pequeña capacidad", aprobado en septiembre de 2010 para cumplir con la nueva normativa europea. El decreto se aplica a todos aquellos que tengan de uno a ocho equinos con un fin no lucrativo y establece nuevos requisitos reguladores de las intalaciones que albergan a los caballos y las condiciones sanitarias que éstos deben cumplir. Belén ve "positivo" que haya un control sobre los caballos pero opina que la normativa es "tan drástica" que sólo un 20% de los que tienen caballos para uso personal la cumple en estos momentos. Por ello, muchos propietarios sin recursos económicos para adaptarse a la nueva norma ya están pensando en desahacerse de sus animales.

    Si las instalaciones cumplen la normativa pasan a incluirse en el registro de explotaciones ganaderas de la Comunitat Valenciana (REGA). Actualmente, según Belén, si no se está inscrito en el REGA no es posible comprar, vender, regalar, trasladar o mandar el matadero a los caballos. Esto es un gran impedimento para los que no pueden hacerse cargo de sus caballos. Así, Belén cuenta que hay gente que está optando "por abandonarlos o sacrificarlos y enterrarlos en el monte".

    Belén ya no puede salvar ningún caballo porque sólo el hecho de trasladarlos de su viejo hogar a uno nuevo ya sería un delito. Por ello, pide a la Generalitat que se prorrogue por mucho más tiempo la aplicación de la normativa -actualmente son 24 meses- para que los afectados tengan tiempo de reunir los recursos suficientes para adaptarse a a los nuevos requisitos. Por otro lado, también exige que los inspectores rebajen sus exigencias si el caballo vive en unas condiciones aceptables. Y por último, ruega que las autoridades habiliten un "plan B" para aquellos que no puedan mantener a sus caballos con el fin de evitar "un exterminio masivo".

    Las protectoras no acogen caballos

    Belén Rodríguez es lo más similar que hay en Valencia a una protectora para caballos, ya que no existe ningún lugar en la Comunitat Valenciana donde se hagan cargo de estos animales cuando son rechazados por sus dueños. "Se necesita protección para los equinos", denuncia Belén, que no entiende que haya espacios para acoger a perros y gatos, pero no para cuidar de los caballos abandonados. En este sentido, advierte que es necesario "prevenir" porque si la gente comienza a abandonar a sus animales sin control podrían provocarse accidentes.

     

    Otros artículos relacionados que te pueden interesar:

    Vicky Lewis, Dedicada a los Caballos

    Dagmar Ritter, Ruta por Europa A Caballo

     

     

    Artículo e imagen originalmente publicados en levante-emv.com el 06/09/2011

     

     

    Artículos
    Suscríbete al boletín