Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Carla Míguez Martel - Caballería del Palacio Real

    ArtículoHistoria - Jineteslunes 16 enero 2012
    Compartir:

    Carla Míguez, de 27 años, se fue a Madrid a estudiar Ciencias Ambientales, pero tras alistarse en el Ejército en busca de una remuneración, obtuvo, hace siete años, acceso al escuadrón de caballería que se encarga de la escolta de la Familia Real. De esta manera, alcanzó a disfrutar de algo que siempre le había gustado: la hípica. "Cuando entras en el cuerpo haces un curso en el que te enseñan a montar, pero no esperaba tener la suerte de llegar a unir mi trabajo con mi pasión por los caballos". Con poco tiempo en el mundo de la hípica, ha llegado a obtener el primer puesto en la prueba de salto del Sicab –Salón Internacional del Caballo– de Sevilla, con su pura raza española de nueve años, Belgrado.

    El Sicab es el salón ecuestre que nació en Sevilla en 1990, y que sirve de plataforma monográfica de la raza pura española ante el resto del mundo, siendo además el escaparate más importante del mundo ecuestre. Actualmente, Sicab ocupa la totalidad de los 75.000 metros cuadrados expositivos del Palacio de Congresos de Sevilla, y en él tienen lugar la Final del Campeonato de España de caballos y yeguas de pura raza española, así como las finales de distintas disciplinas hípicas como la mencionada de salto, doma vaquera o doma clásica. 

    Si bien, desde que entró en el escuadrón, se ocupaba de la seguridad de la Zarzuela, hace 2 años que es cabo, y sus funciones se han reducido a actos simbólicos como desfiles o el relevo solemne que acontece el primer miércoles de cada mes.

    Asegura que la función de seguridad es disuasoria, con lo que nunca ha tenido que entrar en acción. "El tono es muy tradicional y simbólico", hasta el punto de que es la única unidad que queda que va a caballo.

    La idea es salir a competición los potros para ver cuáles son los mejores ejemplares, y que luego obtengan una salida comercial en las ferias ganaderas. El objetivo, es que los potros que tienen en su unidad militar lleguen a sementales, y obtengan la máxima valoración en las ferias de ganaderos, a fin de que se beneficien de una correcta y adecuada crianza, y conseguir perpetuar la raza.

    La promoción de los caballos sementales depende de su calidad, y serán los mejores ejemplares los que los ganaderos priorizarán. Su caballo Belgrado tiene siete años, ya dejó de ser potro y se adentra en la fase para ser semental. Belgrado viene de Jerez, como buen Pura Raza Español. Con él ha competido en carreras en las que normalmente compiten caballos de competición, más veloces que los pura raza. Los pura Raza Españoles se caracterizan por su potencia, por eso sorprende que Belgrado ganara la prueba de obstáculos de Sevilla, una prueba que está hecha para caballo de carreras. "Es más", asegura Míguez, "el día de Santiago, patrón de caballería, hicimos una prueba en la que Belgrado saltó 1,70 metros", algo atípico en un Pura Raza.

    Míguez no habría conocido la hípica de no ser por haber ido a Madrid a estudiar, y desembocar en esa unidad de escolta, y tiene muy claro que de haberse quedado en Canarias su vida sería distinta, "pues aquí la hípica es rarísima y un poco elitista".

    Expresa su "pesar porque no haya más gente que lo pueda disfrutar", y que le gustaría "que se extienda su práctica". La cabo no quiere dejar de recalcar su convencimiento de que es "una privilegiada", y que por eso debe "disfrutarlo al máximo". Además, es consciente de que "en esto de la hípica estoy empezando, y me queda mucho por aprender: cada caballo es diferente, y la técnica no es algo cuadriculado". Asimismo, los caballos no estarían allí de no ser por el teniente coronel Queipo, que intercede para que el escuadrón disponga de unos ejemplares que económicamente no se podrían permitir.

     

     

    Fuente e imagen: laopinion.es/Fernando del Rosal


     

    Artículos
    Suscríbete al boletín