Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Diego Ventura - Rejoneador portugués

    ArtículoHistoria - Jineteslunes 16 julio 2012
    Compartir:

    El rejoneador Diego Ventura recogió recientemente el trofeo que la Asociación de Caballistas "El Comeso", otorga al autor de la mejor faena realizada a caballo durante el transcurso de la feria de Nuestra Señora de San Lorenzo de Valladolid.

    El jinete sevillano estuvo acompañado en la entrega del trofeo por un nombre histórico como es el rejoneador segoviano Josechu Pérez de Mendoza, primer rejoneador en abrir la puerta grande de la plaza de Ventas de Madrid, en 1957, y por el mismo motivo en 1958 en la Maestranza de Sevilla. Actualmente, Ventura es el rejoneador que más veces ha salido a hombros en ambos cosos.

    ¿Qué representa para Ud. este trofeo?

    Para mí mucho porque en la zona de Valladolid es donde yo empecé a torear, donde fui cogiendo experiencia para empezar en las grandes plazas, donde tengo buenos amigos y sobre todo porque hay una gran afición al caballo y a los encierros. Y sobretodo viniendo de un grupo de aficionados tan buenos como ustedes, es un premio que a todos nos gusta tener en casa.

    ¿Qué es para usted el arte del rejoneo?

    Para mí mi vida, porque yo desde pequeño he visto a los hermanos Peralta y a mi padre torear (Joao Antonio Ventura). Para mí el rejoneo es mi sueño desde niño, donde yo jugaba a querer ser rejoneador y donde he podido llegar a serlo.

    ¿Qué cualidades debe tener un rejoneador?

    ¡Uf!. Tiene que ser muchas, aparte de tener valor, la mente muy abierta para pensar en décimas de instantes, ser un gran jinete y tener la suerte de encontrar caballos buenos, tienes que tener un sentido del espectáculo en la plaza y tener una conexión con el público, algo que no está al alcance de cualquiera.

    ¿Y un caballo?

    Para ser un caballo estrella tiene tener personalidad, fuerza, ser elástico, transmitir ese algo que no se encuentra en los demás, que cuando entre en la plaza cause respeto y la gente se fije en él.

    ¿Tiene referencia por alguna raza de caballos en particular?

    La verdad es que los lusitanos han sido los que siempre me han gustado más. Ahora se está sacando mucho el luso-árabe, que también me está gustando mucho.

    ¿Es cierto que el mejor rejoneador es aquel que mejores caballos tiene?

    Hombre debe de ser así. El mejor rejoneador es que más tiempo aguante en la élite y con diferentes caballos, porque con un solo caballo mantenerte durante muchos años, sin sacar caballos nuevos, quiere decir que, sí, que eres muy buen rejoneador que eres un gran torero, pero que si no tienes a capacidad de seguir poniendo caballos jóvenes, cuando se muere tu caballo estrella, tu carrera se viene abajo. Para mí el rejoneador importante es el que con varios caballos mantiene su nivel.

    ¿Tiene alguna suerte favorita?

    Torear un toro bien en el tercio de banderillas es lo más bonito, lo que siempre me ha gustado.

    ¿Qué se siente cuando uno es el referente del rejoneo actual?

    Siempre he sido muy normal y ahora estoy viviendo un momento dulce, disfrutando de mi profesión. El que te puedas levantar todos los días por la mañana y vivir de tu trabajo y además que tu trabajo sea tu hobby, pues creo que no está al alcance de todo el mundo y a mí Dios me lo ha dado, entonces vivo como en una nube, muy feliz.

    ¿Cree que ha tocado techo?

    No, no. Ni mucho menos, a mi techo queda mucho por llegar y creo que cada día me estoy superando más y estoy encontrando al verdadero Diego Ventura que yo tenía dentro de mi corazón y que quería demostrar al público.

    ¿Qué cree que ha aportado usted al rejoneo?

    Creo que he aportado muchas cosas, sobre todo verdad. El torero que yo hago es un toreo de ir de frente, realizar al máximo la reunión y sobre todo hacer suertes que antes nunca se habían visto, como la que realizo con mi caballo Morante como esos pares de banderillas andándose para atrás. Y ahora he llegado a un punto en el que con mi caballo Nazarí, llega el toro a tocar con los pitones en los estribos y consigo dar una vuelta entera a la plaza.

    ¿Cómo va la temporada?

    Muy bien. Muy contento porque cada tarde que toreo es un triunfo. Un triunfo de torear bien, de hacer las cosas despacio, de hacer un toreo puro, con seriedad, con clase y la verdad es que, ese era mi sueño, el conseguir todas las tardes ese arrimón.

    Hay otro referente en rejoneo actual, Pablo Hermoso de Mendoza, en cuyos enfrentamientos ha salido Ud. últimamente victorioso ¿torea con él todo lo que Ud. desearía?

    No. No toreo todo lo que quiero. Me gustaría entrar en muchas ferias en las que no puedo entrar todavía con Pablo. Pero bueno el tiempo dará a cada uno la razón y pondrá a cada uno en su sitio. La verdad es que penosamente, después de haber salido 10 veces por la puerta grande de Madrid y 8 por la Sevilla, hay plazas en las que todavía no he debutado y en las que me gustaría torear, sobre todo en las plazas del norte, que es un público que cada vez que he podido torear he triunfado muy rotundamente y el del norte es un público que me encanta y me hace ilusión entrar en esas plazas.

     

     

    Fuente: elnortedecastilla.es

    Imagen. diegoventura.com

    Artículos
    Suscríbete al boletín