Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Entrevista al rejoneador Diego Ventura

    ArtículoHistoria - Jinetesmiércoles 29 mayo 2013
    Compartir:

    Diego Ventura, rejoneador nacido en Lisboa hace 28 años, es hijo de un reconocido domador de caballos, hecho que despertó en él una afición por el mundo del toreo a caballo que brota de la casa de los Peralta.

    Ventura, no obstante, ha sufrido mucho en los últimos años, porque ha tenido la desgracia de ver partir a algunos de sus caballos más cercanos.

    Tiene una cuadra muy versátil y prolija artísticamente. ¿La cuadra madura con el rejoneador o viceversa?

    Vamos madurando todos juntos. Todo es fruto del entrenamiento diario y del sacrificio. Cada vez estoy más pegado a ellos (a los caballos). Hemos aprendido a comunicarnos cerebro con cerebro. Mis caballos y yo vamos como una pieza única.

    Su carrera está marcada a hierro por grandes pérdidas de animales. ¿Se llega a superar?

    He tenido muchas tristezas. He perdido caballos muy pequeños; han sido momentos muy duros. Es cierto que estoy marcado por esos disgustos pero, desde hace años, me propuse continuar sacando caballos temporada tras temporada.

    ¿Se podría decir que una de sus cualidades es que ha despersonalizado el rejoneo?

    Busco todos los días al caballo que pueda quitar el sueño. Siempre he tomado la decisión de buscar y buscar. Nunca me ha marcado un caballo. Me obsesiona tener una cuadra equilibrada y buscar a los mejores.

    ¿Le molesta que le identifiquen como el sucesor de Pablo Hermoso?

    No me molesta. Pablo ha sido uno de los genios del toreo. Lo he respetado muchísimo. Competir contra él fue muy duro. Conseguir rivalizar con él y consolidar una cuadra y mantenerla… Gracias a Dios lo he podido hacer. Yo era un chaval que salió de la nada.

    ¿Se asemeja en algo a él?

    El concepto del toreo es muy parecido. Atacamos cargando, arriesgamos en la ejecución, vamos de frente… Pero la intensidad es diferente. Me gusta ponerle pasión y sentimiento. Me emociono mucho montando a caballo.

    ¿Tanto éxito cosechado no incita a cambiar la forma de ser?

    Soy de los que piensa que Dios le da a cada uno una forma de vivir, de expresarse. A mí, me ha dado una forma de vivir que es mi pasión. Si me ha dado esa virtud de poder ganarme la vida y disfrutarla, le tengo que dar gracias. Diego Ventura salió de la nada. Vestido puedo ser una gran figura, pero cuando me lo quito soy un chaval normal y corriente.

     

     

     

    Fuente: abc.es

    Imagen: diegoventura.com

    Artículos
    Suscríbete al boletín