Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Fidel Díaz - Jinete de Doma Clásica

    ArtículoHistoria - Jinetesviernes 30 noviembre 2012
    Compartir:

    Antes de cumplir los 18 años Fidel Díaz comenzó a trabajar en la finca del rejoneador Leonardo Hernández a cambio de que éste le enseñara a montar a caballo, su gran pasión. Con el tiempo, ese pacto le ha salido a cuenta, pues Díaz, a lomos de su caballo Fandanguero IX ha logrado la medalla de plata en el Campeonato de España de Doma Clásica, celebrado en Zaragoza, en octubre de 2012.

    A sus 32 años, este jinete natural de Jaraíz de la Vera, ve los frutos de más de una diez años de trabajo con caballos, en los que ha alternado la formación entre conocidos rejoneadores y jinetes olímpicos. "En casa siempre nos han gustado los caballos y con 17 años, a través de un amigo, contacté con Leonardo Hernández para que me enseñara a montar a cambio de trabajar en su finca", recuerda. Tan solo un par de años después puso en marcha su propio picadero, en el que estuvo durante año y medio. "Leonardo me vio montar y me dijo que tenía que irme fuera para aprender, ya que me había quedado estancado", señala. Fue el propio Hernández quien le recomendó al jinete olímpico Juan Matute, con quien Fidel pasó dos años formándose.

    En cuanto Díaz consideró que ya tenía suficiente nivel, decidió volver a la provincia de Cáceres para montar el que a día de hoy es su medio de vida, el centro ecuestre Hermanos Díaz Amor, ubicado en término municipal de Talayuela, dedicado a la doma de caballos, preparación para competiciones y clases de equitación. Actualmente cuenta con un total de 25 caballos en sus instalaciones.

    Echando la vista atrás, el jinete reconoce que no confiaba en llegar tan lejos. "Empecé a competir cuando estaba en Madrid y la verdad es que ni lo pensaba. En cuanto a su reciente participación en el Campeonato de España de Doma Clásica, el jinete se muestra muy satisfecho por el resultado "No fue fácil. El primer día quedé sexto, el segundo mejoré y subí en la general, hasta que el tercer día, que lo hice perfecto, acabé segundo". De hecho, el premio (2.000 euros) está destinado a cubrir los gastos de la asistencia, pues, según Díaz, lo que realmente le motiva "es la satisfacción personal y el reconocimiento para mi, mi familia y todos los que me han estado apoyando tanto tiempo", asegura.

    Lleva ya suficiente tiempo con su caballo como para considerarle uno más de su familia. Y le está fuertemente agradecido por el esfuerzo extra que ha tenido que hacer, ya que ha estado varias veces lesionado e incluso llegó a perder un ojo, lo que no le ha impedido quedar entre los primeros equinos de España.

     

     

    Fuente e imagen: hoy.es

     

    Artículos
    Suscríbete al boletín