Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Guillermo González Toraño - Campeón de España Junior de Raid Hípico

    ArtículoHistoria - Jinetesviernes 19 julio 2013
    Compartir:

    En una prueba de 120 kilómetros de distancia sobre distintos terrenos repartidos en siete horas un jinete y su caballo deben poner a prueba su velocidad, habilidad y resistencia física y psicológica. De ahí la dureza de la disciplina del raid hípico.

    El asturiano Guillermo González Toraño, campeón de España junior, es, a sus 18 años recién cumplidos un claro ejemplo de un jinete cuya vida ha estado siempre vinculada a los caballos desde pequeño, y esa pasión ha ido creciendo con los años. "Siempre estuve rodeado de caballos, me gustan desde siempre", explica antes de empezar su entrenamiento. Esta afición por el mundo ecuestre se incrementó gracias a su padre, "que fue quien me metió en este mundo", y a su hermano Otilio, "al que veía competir y eso me enganchó más", añade. Otilio ahora compite en categoría absoluta y tiene en su palmarés dos campeonatos de España.

    A pesar de su edad, Guillermo tiene una amplia experiencia en el mundo del raid con triunfos importantes. Además del nacional junior de 2013, González Toraño terminó segundo en el Raid Hípico Aravalle, séptimo con Globertrotter en una Copa de Caballos Jóvenes y primero por equipos en la Copa Interautonomías.

    En el horizonte del joven jinete se asoma ya el próximo reto: la selección española. "Aún no he ido con España, pero espero ir pronto". Lo cierto es que, tras ganar el campeonato de España, sus posibilidades de ver cumplido el objetivo está cada vez más cerca.

    González compagina su actividad ecuestre con los estudios de 1º de Bachillerato en el Instituto de Nava, Asturias. A corto plazo, quiere seguir estudiando aunque, ante todo, tiene muy claro que no va a dejar los caballos. Este joven afirma que no entendería su día a día sin estos animales a su lado, ya que entrena dos horas diarias. Una de las claves del éxito para no desgastar la energía a la hora de practicar el raid es saber dosificar el esfuerzo del caballo. Por eso, durante la prueba "tienes que estar concentrado en el caballo, en su estado físico y psicológico y comprobar si está pisando correctamente", explica.

    Como en muchas actividades deportivas, uno de los problemas a sortear no está precisamente en su práctica sino en su financiación. "Tenemos que costearnos todo", dice. ¿Compensa? "Si ganas, sí", añade, entre risas.

    Guillermo también tiene en consideración innovaciones y evoluciones en el deporte, como lo ejemplifica el hecho de que hace tres años aproximadamente sus caballos están compitiendo con un calzado especial de goma. Y todo para conseguir mejores resultados y seguir disfrutando de una afición que le viene desde pequeño y que espera no dejar nunca.

     

     

    Fuente e imagen: lne.es

    Artículos
    Suscríbete al boletín