Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Humberto Mariles, jinete campeón en Londres 1948

    ArtículoHistoria - Jinetesmiércoles 22 febrero 2012
    Compartir:

    Los primeros Juegos Olímpicos después de la Segunda Guerra Mundial recayeron en Londres, en el Reino Unido, que de nuevo los recibe en 2012. Pero del país que vamos a hablar es de México.

    Y es que esos JJ.OO resultaron muy importantes para el deporte mexicano: obtuvieron cinco medallas, cuatro de ellas en equitación.

    En las pruebas ecuestres la figura a destacar fue Humberto Mariles, un jinete militar al que desde 1936 se le encomendó la misión de asistir a los JJ.OO de Berlín. Tras éstos, llegó la Segunda Guerra Mundial, tiempo durante el cual los jinetes mexicanos pudieron prepararse a fondo para Londres 1948.

    Sin embargo, y en un giro inesperado, Mariles fue llamado por el presidente Miguel Alemán días antes de partir hacia la capital inglesa. Las instrucciones que recibió fue que no acudirían a los Juegos Olímpicos, pues se consideraba que el nivel existente era demasiado bajo como para ganar algo. En palabras textuales: “No pueden ganar con esas carretas de caballos, con ese tuerto”, dijo el presidente en relación a Arete, el caballo de Mariles. Pero los jinetes mexicanos desafiaron al presidente y ni cortos ni perezosos marcharon para Londres.

    Mariles fue el encargado de designar los participantes en cada prueba. Decidió que Raúl Campero, Joaquín Solano y él mismo fueran a la primera competición: la prueba de los tres días.

    Ahí cayó la primera medalla en una extenuante prueba que duró cuatro días (del 10 al 13 de agosto) debido a la gran cantidad de países participantes. Fueron superados únicamente por Estados Unidos y Suecia. Se trató de una grata sorpresa porque los mexicanos no contaban con las condiciones ideales para conseguirlas; pero la tenacidad y el esfuerzo empezaban a dar su fruto.

    Llegó el 14 de agosto, el último día de los JJ.OO. Tan sólo quedaban las pruebas de salto, individual y de equipos. Y tras esto, la clausura.

    Compitieron Mariles, Alberto Valdés y Rubén Uriza. Alberto Valdés tuvo 20 faltas, Rubén Uriza 8 y Mariles, que fue el último, acumuló 6.25 puntos negativos. México fue primero por equipos al acumular una penalización total de 34.25, seguido de España con 56.5 y de Inglaterra, con 67 puntos.

    Mariles ganó también la medalla de oro en la prueba individual y en lo referente a las medallas de plata y bronce había tres deportistas empatados, entre ellos Rubén Uriza. Finalmente, el mexicano se impuso en la ronda de desempate y por tanto, se quedó con la medalla de plata. La de bronce fue a parar al francés D’Orgeix.

    Fue ese el punto culminante en la vida de Mariles, quien terminó sexto en los olímpicos de Helsinki 1952. Y con el paso del tiempo, también desapareció la escuela de equitación que el ejército mexicano había formado.

     

     

    Fuente e imagen: excelsior.mx.com

     

     

    Artículos
    Suscríbete al boletín