Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Juan Carlos Román - Gerente de la Real Escuela Andaluza de Arte Ecuestre

    ArtículoHistoria - Jinetesviernes 02 agosto 2013
    Compartir:

    Juan Carlos Román es el gerente de la Fundación Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre, cuya sede es un palacete en el que primero habitó el duque de Abrantes. Tras pasar por muchas manos, sus actuales moradores son unos hermosos ejemplares de Pura Raza Española.

    La Escuela vive su 40 aniversario, que se ha visto reconocido por el Premio Andalucía de Turismo 2013, concedido por la Junta de Andalucía. 

    ¿De qué forma se crían y protegen los históricos caballos andaluces, los pura raza españoles y cuántos ejemplares hay en la Escuela? 
    Estos caballos forman parte de los estatutos de la fundación y nuestra misión es difundir y proteger el pura raza español. En la Escuela hay actualmente unos 110 caballos, la gran mayoría son pura raza español y luego hay caballos cruzados que se utilizan para la doma vaquera. En el total, hay 24 ejemplares cedidos por parte de la Yeguada Militar y otros 4 de cesiones de particulares. Nosotros tenemos una ganadería fuera de Jerez en la que hay 9 yeguas de madre y, cuando los potros tienen 2 años, son trasladados a la Escuela para empezar su período de doma. En tres o cuatro años más y, dependiendo de los ejercicios que realicen, podrán salir en los espectáculos. 

    ¿Cómo definiría el arte ecuestre que difunde la Real Escuela? 
    Creo que, con los profesionales que tenemos, se persigue y se realiza un trabajo de calidad, además del esfuerzo que conlleva que el caballo desarrolle su proceso de doma clásica, aunque la formación del caballo y del jinete es continua. También es la única alta escuela de España y una de las cuatro en el mundo, junto con la Escuela Española de Equitación de Viena, la Escuela de Saumur en Francia y la Escuela Portuguesa de Arte Ecuestre. 

    'Como bailan los caballos andaluces' es el espectáculo más importante de la Escuela y el que dio origen a su formación. ¿Cómo nació y cómo se mantiene? 
    El espectáculo se presentó oficialmente el 16 de mayo de 1973 ante los entonces príncipes de España. De hecho, ahora conmemoramos el 40 aniversario de ese primer espectáculo y de historia. Se presentó en la carpa del parque González Hontoria y los príncipes entregaron el Caballo de Oro, que es el galardón ecuestre más importante de España, a don Álvaro Domecq Romero. Como agradecimiento a ese galardón, Álvaro Domecq exhibió por primera vez 'Como bailan los caballos andaluces'. En la actualidad, el espectáculo ha sufrido modificaciones en coreografía, música y vestimentas de los jinetes. 

    La Real Escuela imparte cursos de tecnificación para jinetes venidos de otros países. ¿Qué aprende la Escuela de ellos? 
    Eso es un feedback de aprendizaje. Son jinetes con un nivel alto y, al venir de otros países, tienen otras culturas. Por tanto, es muy enriquecedor para ambas partes. Estos cursos se deben a convenios que estamos firmando actualmente. En el mes de octubre del año pasado firmamos con la Alta Escuela de Italia, en febrero de este año con la Asociación de Criadores de Pura Raza Española de Costa Rica, presente en todo el ámbito de Centro América, y en el mes de abril con su equivalente en Méjico. Eso es una forma de difusión del arte ecuestre y de la doma clásica en estos países donde los caballos de pura raza española están muy inmersos. 

    ¿Cuáles son los cursos que se imparten durante todo el año? 
    Aquí se imparten cinco especialidades que son equitación, guarnicionería, mozo de cuadra, auxiliar de clínica y enganche. Excepto la de equitación, que son cuatro años, el resto se da en dos y todas ellas se dividen en dos niveles. La más demandada es la de equitación. Entre todas las especialidades tenemos 37 alumnos. 

    ¿Están previstos próximos espectáculos y giras durante estos meses? 
    En verano sigue la programación oficial, que se da durante todo el año e incluye espectáculos y visitas al Museo del Enganche, al Museo del Arte Ecuestre, a la guarnicionería, a las cuadras y los entrenamientos matutinos. Además, tenemos previstas salidas por España. Tras salir a Santander, en agosto tenemos previsto una gira bastante importante e intensa por las plazas de toros de la geografía española, tal y como anunciará la consejera de Turismo la semana que viene en Santander y estamos en negociaciones para salidas al extranjero. 

    ¿Qué impacto tiene la Real Escuela en la economía jerezana? 
    Durante los últimos tres años hemos mantenido el número de visitantes, algo de lo que tenemos que enorgullecernos y creo que Jerez también. Tenemos una afluencia de 150.000 visitas anuales aproximadamente. Considero que, al ser un atractivo muy visitado, influye en el consumo que hacen esos visitantes, a efectos de restauración, alojamiento, comercio, pernoctaciones, entre otros. Eso tiene una repercusión positiva dentro de la economía en la ciudad. 

    ¿Cómo ha afectado la crisis económica a la Escuela en materia de trabajadores, alumnos y espectáculos? 
    Hemos tenido que hacer una serie de ajustes, especialmente en servicios externos que se estaban prestando por otras empresas. Para que la Escuela sea viable hay que emprender esas acciones, aunque no han sido del todo traumáticas. También ha habido que hacer una optimización de recursos para lograr la permanencia de la institución. 

    ¿Cuáles son las fuentes de financiación de la Escuela? 
    La Escuela depende directamente de la Conserjería de Turismo y Comercio de la Junta de Andalucía y anualmente concede una subvención para ayudar a cubrir el presupuesto. El resto procede de ingresos autogenerados, tales como visitas, merchandising, espectáculos, salidas al exterior o cursos de formación. También hay que decir que la promoción en las redes sociales nos facilitan la captación de recursos.

     

     

    Fuente e imagen: diariodejerez.es

    Artículos
    Suscríbete al boletín