Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Luis Mahíllo – Domador de caballos... ¡y más!

    ArtículoHistoria - Jineteslunes 05 mayo 2014
    Compartir:

    A sus 72 años, a Luis Mahíllo García no le asombran los homenajes y prefiere pasar sus días domando y criando caballos, a quienes ha dedicado toda su vida y que le han convertido en uno de los expertos españoles más reconocidos fuera de las fronteras.

    Aún así, este cordobés recibe en 2014 un nuevo homenaje, que en esta ocasión, además ocurre en su propia ciudad, en las Caballerizas Reales de Córdoba, la cuna del caballo español.

    Mahíllo confiesa que estuvo a punto de decir que no al homenaje, y que si no lo hizo fue por no quedar mal con los amigos e instituciones que lo han hecho posible. «Los homenajes nunca me han gustado».

    Es experto porque ha sido de todo en el mundo ecuestre: ganadero, criador, domador, jinete, concursante, rejoneador, conferenciante y juez nacional de doma vaquera y acoso y derribo.

    Recuerda que todo empezó siendo él niño, hijo del encargado de la yeguada de Moratalla, por lo que se crió «entre caballos y toros».

    A finales de la década de los 60 su figura empezaba a ser conocida como ganadero cuando destacaba en concursos de doma vaquera, o cuando con posterioridad, se lanzó como como rejoneador, un salto que cree que «hoy sería imposible que se repitiera por la calidad de los caballos».

    A partir de entonces, se empezó a interesar por la técnica, la morfología y la psicología del caballo español, al que considera «el ideal para la doma sabia». Este conocimiento le ha valido el convertirse en un reputado conferenciante y juez nacional de Doma Vaquera de la Alta Escuela Española, al que reclaman para concursos y charlas en países como México, Francia, Italia, EEUU o Portugal.

    Mahíllo se lamenta de los tiempos que corren por ser poco propicios para el mundo del caballo, una disciplina a la que la crisis «ha bombardeado». En este sentido, este cordobés considera opina que «hoy los ganaderos, por desgracia, están matando lo que antes valía muchísimo dinero para mantener la categoría de su producto», e insiste en que lo verdaderamente importante es la comunión entre jinete y animal.

    Esa conexión especial se cultiva en todoo momento y él la ha cultivado desde pequeño: «Una de las cosas que me enseñó mi padre es que hay que leer el periódico con un potro, en la cuadra, porque eso crea una corriente psíquica, eléctrica y simpatizante que ayuda muchísimo».

     

     

    Fuente e imagen: abc.es

    Artículos
    Suscríbete al boletín