Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    El Centro Ecuestre de A Limia se las ve en el juzgado

    ArtículoProductos y Servicios Equinosjueves 12 abril 2012
    Compartir:

    La Diputación de Orense sufragó en 2004 parte de la financiación de la ‘habilitación’ del centro ecuestre de A Limia con la aportación de los fondos comunitarios y cuyo coste de mantenimiento anual supone cerca de 800.000.

    Una inspección del Ministerio de Hacienda detectó numerosas irregularidades tanto en la ejecución de la obra como en la adquisición de material y notificó a la institución, en 2006, que no certificaría buena parte de la cantidad que la institución provincial consignó con cargo a los fondos de la UE. La Diputación entonces reconoció las irregularidades mediante un informe firmado por el entonces presidente, José Luis Baltar. Sin embargo, esas irregularidades sólo se reconocieron “de forma” e insistió en pedir el dinero del plan Interreg con el que contaba. Ahora es un juez quien tiene que dirimir quién lleva la razón: Diputación o Ministerio.

    Según el informe del Ministerio de Hacienda, el proyecto para prácticas de cría caballar y formación técnica ecuestre de A Limia está plagado de irregularidades. Se realizó obviando la licitación pública que no figura en el expediente; se incluyeron indebidamente en el presupuesto base “gastos generales y un 19% de beneficio industrial del contratista cuando se iba a realizar por medios propios” y a los honorarios de redacción del proyecto (57.253 euros) y estudio geológico (3.000 euros) se les aplicó un 12% de IVA en vez del 16% legal. Por estos errores, Hacienda descertifica 374.707 euros.

    El Ministerio detectó, además, “errores aritméticos” en el proyecto de la Diputación ya que el proyecto aprobado por el comité de programación del Interreg establecía un presupuesto de 1.125.000 euros para la construcción del centro ecuestre, pero figura un presupuesto de ejecución material de la obra de 1.103.553 euros cuando las cuatro actuaciones previstas (construcción de boxes, gradas, picadero y edificio de servicios) ascienden a 1.007.553 euros. Otro “error aritmético” se produce al figurar en el anuncio del BOP un presupuesto de licitación de 1.515.000 euros mientras que el presupuesto del proyecto que se contrata es de 830.660 euros.

    Según el informe del Ministerio, la Diputación también incumplió al certificar todo el importe de la partida de “adquisición de material” a ganado caballar (10 yeguas y cinco sementales) por el que pagó 289.769 euros cuando los fondos comunitarios no financian la compra de caballos ni animales en general. Hacienda entiende que tampoco se debe certificar esta partida.

    La obra de la Diputación se inscribía en su programa “de fomento a la equitación y de mejora de la cabaña equina”. El centro aprovechó parte de las instalaciones de la antigua granja de la Diputación y se dotó de 40 boxes, aulas de formación, vestuarios, un picadero cubierto de dimensiones olímpicas, una pista exterior y dos aulas técnicas para trabajos propios de los profesionales del sector. En la hípica de Antela se fomenta la cría de purasangre y de caballos de competición que han situado a la Diputación en la cumbre española de los mejores sementales y es sede de carreras de proyección internacional. La institución presume de su primera división y de haber hecho de la hípica el espectáculo con más seguidores en Orense.

    Desde la institución provincial ya comentan que si la sentencia le es favorable, tienen intención de reclamar los intereses.

     

     

    Artículo e imagen originalmente publicado en elpais.com el 9/04/2012 (Cristina Huete y Nacho Gómez)

     


     

    Artículos
    Suscríbete al boletín