Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    El Club Hípico Vallromanes, en Barcelona

    ArtículoProductos y Servicios Equinosmartes 21 febrero 2012
    Compartir:

    Montar a caballo es más que una práctica deportiva o de ocio, ya que para muchos niños se establece un entendimiento y una complicidad mutua que aporta muchos beneficios para la salud del niño. 

    Esta relación va incluso más allá de la amistad o el cariño, ya que la práctica de este deporte también tiene efectos muy beneficiosos para personas afectadas por algún tipo de discapacidad, mediante la práctica de la equinoterapia, puesto que los movimientos sobre el caballo forman parte de una nueva forma de terapia. 

    El complejo Hípico de Vallromanes se ubica en un entorno natural a pocos kilómetros de Barcelona. Este club familiar se fundó en 1985 y ofrece un gran abanico de servicios para los usuarios que utilizan sus instalaciones. Disponen de una escuela de equitación con 90 boxes para el pupilaje de caballos; colonias de verano para niños y niñas de diferentes edades, durante el que realizan un taller hípico y se les enseña cómo deben engrasar los cascos, organizar y poner las monturas y cabezadas o limpiar los caballos. Igualmente, realizan una clase práctica y volteo y finalmente se pueden relajar y refrescar en la piscina en compañía de otros niños bajo la supervisión de los monitores y un socorrista. 

    En Vallromanes disponen de kilómetros de camino para hacer excursiones en plena naturaleza; 13 hectáreas divididas en 3 pistas, escuela, pista cubierta y pista de concurso, guadarneses, boxes y vestuarios. Además, también cuentan con un hotel rural con 12 habitaciones para varios acontecimientos.

    En palabras de Iván, Socio-Director de Hípica Vallromanes, “desde que se fundó en 1985 en el complejo familiar hemos querido ir más allá y aportar valor añadido a nuestros clientes. Nuestro objetivo es ser más que una escuela de hípica, ofrecemos una gran variedad de servicios, entre ellos el pupilaje de caballos, y creemos fielmente en la relación que existe entre un caballo y una persona. Los niños son quienes mejor entienden al caballo y viceversa, es una relación de amistad y entendimiento mutuo. El contacto con estos animales no solo relaja al jinete, si no que también mejora las facetas terapéuticas a nivel cognitivo, comunicativo y de personalidad”. 

    Una de las actividades más importantes de Hípica Vallromanes son las colonias de verano, cuya filosofía es que la gente disfrute de la naturaleza a la vez que aprende a montar. En estos 25 años han vivido muchas experiencias y en 1992 colaboraron en las Olimpiadas de Barcelona.

     

    Contenido relacionado:

    Poni Club Barcelona en el Parque de l'Oreneta

    Real Club de Polo de Barcelona

    CSIO - Concurso Internacional de Saltos de Barcelona

    Refugio de Caballos - Asociación en Defensa de los Équidos de Fonollosa (Barcelona)

    Los problemas de una hípica en Barcelona

    Ruta a caballo: el pulmón verde de Barcelona

     

     

    Fuente: acceso.com

    Artículos
    Suscríbete al boletín