Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    El ocaso de la Yeguada Gil Salgado

    ArtículoProductos y Servicios Equinosjueves 17 abril 2014
    Compartir:

    Varios meses después de que José María Gil Salgado, empresario y expresidente del club de fútbol de Jerez, se trasladase a vivir a Panamá junto a su actual pareja, la ex Miss España María Jesús Ruiz, su finca en Sevilla se encuentra actualmente en estado de abandono a la espera de ser subastada por la entidad bancaria que la tiene embargada.

    Lamentablemente, esta situación incluye a su yeguada que, al no ser atendida, se encuentra en pésimas condiciones y con los caballos al límite de sus fuerzas y en riesgo de fallecer por desnutrición.

    A finales de octubre de 2013, el empresario decidía abandonar España y fijar su residencia en Panamá. El delicado estado de sus finanzas le llevaron entonces a abandonar la finca familiar, situada en la localidad sevillana de Bollullos de la Mitación, una hacienda adquirida en tiempos de vacas gordas, hace algo más de diez años. Su precio en el mercado llegó a alcanzar un valor de 15 millones de euros, pero en la actualidad está adjudicada a un banco para su subasta.

    “Desde que se fue nadie se responsabiliza del mantenimiento del cortijo, tan sólo un matrimonio de custodios se encarga de que allí no entre nadie, pero José María no envía ni un duro para los gastos que una finca de estas características supone. Probablemente sabiendo que la van a subastar no le interese tirar el dinero”, comenta una persona cercana al empresario.

    El estado de abandono no afecta únicamente a la finca pues la yeguada lleva meses sin recibir atención médica ni alimento alguno. No es de extrañar que, hasta ahora, ya hayan fallecido diez caballos y los que aún permanecen vivos están completamente desnutridos.

    “Mantener estos caballos supone una inversión de casi 5.000 euros al mes. Los machos se encuentran dentro de sus boxes, pero las hembras y los potros están sueltos. Se ha tomado esa decisión para que salgan a la zona de matojos y puedan alimentarse de alguna manera”, indica la misma persona.

    Una situación actual que queda bien lejos de aquella época gloriosa en la que el Gil Salgado llegó a obtener, con alguna de estas yeguas que ahora se mueren de hambre, la medalla de bronce del Salón Internacional del Caballo de Pura Raza Española (SICAB).

    “Algunos de los ejemplares, como el galardonado en el certamen de la feria del caballo, llegaron a alcanzar precios de más de 100.000 euros en el mercado. En la actualidad la mala salud del animal debido a la desnutrición hace casi imposible su venta”, explica la misma fuente. “La intención es llamar al Seprona y que trasladen los caballos que aún están con vida a unas cuadras, donde los puedan alimentar y limpiar; en caso contrario morirán", concluye esta persona que desea permanecer en el anonimato.

    A pesar del triste panorama que ha dejado atrás el empresario en su finca sevillana, la vida del expresidente del club jerezano dista mucho de ser la de alguien que atraviesa una crisis económica. Las redes sociales suelen dar buena cuenta de que los días de playa y esparcimiento así como las celebraciones, con mariachis incluidos, son algo habitual en su nueva vida panameña.

     

     

    Fuente e imágenes: Vanitatis.com


     

    Artículos
    Suscríbete al boletín