Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    La Herradura - Terapias Ecuestres en Dos Hermanas (Sevilla)

    ArtículoProductos y Servicios Equinosmiércoles 31 julio 2013
    Compartir:

    En 2007 unas chicas sevillanas decidieron unirse en un proyecto común tras un curso del Servicio Andaluz de Empleo. Nació así la cooperativa La Herradura, una cooperativa que ofrece entre otros muchos servicios terapias ecuestres para personas discapacitadas.

    Cristina Fernández, una de las impulsoras del proyecto, recuerda cuando fueron a pedir una subvención de la entonces Consejería de Innovación. Entre los requisitos estaba utilizar recursos ociosos o infrautilizados y tener ideas novedosas en el entorno rural. Así que todo parecía estar diseño a su medida.

    Fernández conoció a sus seis compañeras en un curso de terapia ecuestre organizado por el Servicio Andaluz de Empleo, financiado con dinero del Fondo Social Europeo y en el que colaboraba el ayuntamiento de Dos Hermanas. Por entonces aún no sabían que los equinos se cruzarían en su camino. "Ninguna teníamos contacto con los caballos. Habíamos trabajado con menores, con discapacitados, en gabinetes psicopedagógicos", recuerda. "Fue en las prácticas de este curso cuando nos dimos cuenta de lo positivo que era trabajar con caballos y los efectos que tenían en personas con necesidades especiales", señala.

    "Ninguna teníamos relación con el mundo empresarial. No teníamos recursos porque estábamos en paro. Así que presentamos un proyecto al Ayuntamiento de Dos Hermanas. Tardamos más de siete meses en terminarlo. Entre las cosas que pedíamos, nos dimos cuenta de que el hipódromo de esta localidad era inmenso y podían tener cabida otras cosas", comenta. Así nació poco a poco la idea de crear un negocio propio, especialmente, cuando, a la hora de llamar a las puertas de los despachos, "una asociación parecía que no tenía tanta credibilidad".

    Cristina explica que decidieron entonces adoptar "la fórmula jurídica de la cooperativa porque es la filosofía de trabajo que nos gustaba". Aunque, durante la primera etapa, algunas abandonaron el barco. "Fue duro, trabajábamos todo el día y sin sueldo. La más joven de nuestras compañeras lo dejó en los primeros tres meses. Otra compañera se fue pasado unos años porque tenía otras miras profesionales". Aunque esos tiempos ahora han quedado algo lejanos tras seis años en funcionamiento.

    "No paramos de formarnos según las necesidades de la empresa. Somos psicólogos y pedagogas, tenemos másteres de Terapia Ecuestre de la Universidad Pablo de Olavide y de Equitación Terapeútica de la Carlos III. Yo soy intérprete de lengua de signos, todas somos formadoras ocupacionales", aclara. Muchas han ido complementando conocimientos al mismo tiempo que se forjaba el proyecto. Han adquirido conocimientos y han ampliado la oferta. De la terapia han pasado a los cursos de formación, los campamentos con caballos, las clases de equitación, las excursiones escolares, etc.

    Tan buen hacer les ha sido reconocimiento con sendos premios: "Hemos ganado tanto a nivel provincial como autonómico y nacional. El Premio Arcoiris a la Mejor Cooperativa Juvenil en el 2011 nos hizo especial ilusión. El premio de la Obra Social Bancaja nos ayudó muchísimo para arrancar", explica Fernández, cuando relata todo lo que han podido hacer y el dinamismo de la organización: "el caballo te ofrece un buen número de posibilidades".

    Los monitores de La Herradura trabajan con los caballos en actividades tanto a nivel físico como emocional con las personas que requieren sus servicios. "El calor del caballo relaja los músculos, su marcha transmite patrones de locomoción, se puede controlar mejor el equilibrio", indica Fernández. "A nivel social y emocional también es muy útil, es un animal gregario que no te juzga y requiere de cuidados que obliga a la persona a prestarle atención. Es realmente bueno para la autoestima".

    Durante estos años, La Herradura ha estado en continuo crecimiento, demostrando que ha sabido innovar en la actividad que decidieron emprender y establecer contactos y alianzas. "Nosotras nos apuntamos a todo lo que nos enteramos, creemos que el trabajo en red es fundamental", concluye una de las pioneras de La Herradura.

     

     

    Fuente e imagen: eldiario.es

     

    Artículos
    Suscríbete al boletín