Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    La Aldea del Burrito - Parte II

    ArtículoSolidaridad Ecuestrejueves 05 enero 2012
    Compartir:

    Este artículo es la segunda parte de La Aldea del Burrito - parte I

    Asinoterapia

    Los equinos, son animales cariñosos, curiosos y que disfrutan de la presencia de niños y mayores, incluso Pompas y Burbujas, tras su proceso de reeducación, y Cruz recalca que los beneficios de la interacción con los animales están “más que comprobados”, por ser son una fuente inagotable de cariño, compañía y efectos positivos para la salud.

    En el caso concreto de las terapias con burros, conocidas como Asinoterapia, son beneficiosas en el cuidado y tratamiento de personas con problemas físicos y mentales, porque el contacto repetitivo con estos animales mejora el equilibrio, contribuye al desarrollo de los músculos finos y, gracias a la interacción, se estimula el vocabulario, se reduce la hiperactividad en los niños o la falta de atención, entre otros aspectos.

    Consiste en tocar al animal, a través de la exploración de su cuerpo, de estar en contacto con él y sus necesidades, como son la alimentación, el cepillado y sus paseos. Para ello, es necesaria la comunicación directa verbal y no verbal que se establece, con las caricias, contemplación y la admiración, que es lo que genera una estimulación favorable.

    En este refugio ya se han llevado a cabo terapias con grupos de niños con discapacidad, en concreto con personas sordo-ciegas y la experiencia fue “muy enriquecedora”, porque aunque los canales auditivos y visuales son importantes para las terapias, el kinestésico (táctil-emocional) es el que mayor impacto terapéutico produce.

    Ayudas para su mantenimiento

    Los promotores de esta idea confiesan que debido a la situación de crisis por la que atraviesa el país, cada vez es más complicado mantener el proyecto y por ese motivo han decidido “adaptarse” y “entrar en el mercado sin complejos”.

    Aunque los vecinos de la zona se han volcado con la iniciativa, donando sus terrenos e incluso con “clases prácticas” y consejos para el cuidado de los animales y los trabajos propios del campo, la mala coyuntura económica está obligándoles a impulsar medidas novedosas para continuar con su labor.

    El refugio tiene cinco hectáreas y media de terreno y en la actualidad no reciben ningún tipo de ayuda, por lo que a través de su página web los amantes de los animales pueden contribuir para mantenerlo. Existe la posibilidad de “adoptar” a alguno de estos animales, aportando cantidades para su manutención o se puede hacer donaciones para posibilitar esta tarea, en la que trabajan cuatro voluntarios durante los fines de semana y dos personas de forma continua.

    Cada animal necesita para su manutención 1,5 euros al día y el centro no para de crecer. Por ese motivo, se están planteando el convertirlo en un “mini zoo”, donde los equinos son los protagonistas, pero en el que también tienen cabida otros animales característicos de la zona y algunos menos característicos, pero que también necesitaban un hogar. En este refugio, los caballos comparten su casa con corzos, gallinas, cabras enanas, mapaches, avestruces o un zorro y la visita se completa con un museo etnográfico que recrea la vida rural de la comarca de Las Arribes del Duero.

     

    Desde VdC queremos aportar nuestro granito de arena en ayudar a paliar el sufrimiento de los peludos con una sección de anuncios de caballos destinados a la adopción, apadrinamiento y acogida. Si crees que puedes echarles una mano, ¡ni lo dudes!

     

    Contenido relacionado:

    Adopción de Caballos en la Asociación CYD Santa María

    Natura Parc - Centro de acogida de caballos abandonados

    Adopción y apadrinamiento con 'Salva un Caballo'

     

     

    Fuente e imagen: leonoticias.com / ICAL

    Artículos
    Suscríbete al boletín