Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Los caballos abandonados cuentan con una oportunidad en la Asociación CYD Santa María

    ArtículoSolidaridad Ecuestremartes 29 enero 2013
    Compartir:

    Desde VdC queremos aportar nuestro granito de arena en ayudar a paliar el sufrimiento de los peludos con una sección de anuncios de caballos destinados a la adopción, apadrinamiento y acogida. Si crees que puedes echarles una mano, ¡ni lo dudes!

     

    Ya hemos hablado en ocasiones anteriores de la Asociación CYD Santa María, dedicada a defender los derechos de los animales, muy especialmente aquellos pertenecientes a la familia de los équidos. Sin embargo, deseamos retomar la atención de nuevo a esta desinteresada organización que cuenta con un albergue donde dar cobijo a esos caballos que por una causa o por otra, y por desgracia, cada vez más a menudo, son abandonados y dejados a su suerte.

    La asociación fue puesta en marcha hace ya una década por Concordia Márquez, cuando la situación no era tan acuciante como lo es hoy en día, motivo por el que Concordia sigue dedicando gran parte de su labor a informar y educar sobre los caballos y sus cuidados. Y, como bien apunta Virginia Márquez, voluntaria y hermana de Concordia, la asociación no realiza ningún tipo de actividad comercial con los animales, mucho menos con los que han sido maltratados o abandonados.

    El albergue se encuentra ubicado en Málaga, entre las localidades de Alhaurín de la Torre y Coín y acoge principalmente caballos que fueron abandonados, maltratados, accidentados o que se encuentran en fase terminal. Además, se da la opción de darlos en adopción aunque esta alternativa ha disminuido da manera drástica con la crisis económica.

    Virginia Márquez lo relata muy gráficamente: “vivimos una situación trágica, dramática, difícil de definir, ya que hace unos años, se abandonaban caballos muy viejos o muy enfermos; pero ahora, el abandono es masivo, y cruel, ya que los caballos son cada vez más jóvenes. Muchos dueños los dejan en el campo para que se busquen la vida y sobrevivan por sí solos, pero no están preparados, y en la mayoría de los casos, vagan y llegan a carreteras donde provocan muchos accidentes”.

    Como es de suponer, tal panorama va a acompañado de falta de recursos con los que poder hacer frente a esta lamentable situación: “estamos semiarruinados”, especialmente tras dar cobijo, por orden del Juzgado número 5 de Málaga, a más de 20 caballos que fueron abandonados por su dueño. Virginia lo aclara: “nosotros éramos el responsable del bienestar de los caballos, pero el responsable económico era el Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre, y sólo pagaron una factura”.

    El mantenimiento de un sólo caballo cuesta alrededor de 150 euros al mes, en comida y cuidados básicos. Aparte se cuentan los gastos que conciernen a las necesidades específicas de cada animal, como son los herrajes, revisiones bucales o del veterinario por heridas graves. Además, para acoger a un equino se necesita el Código de Explotación Ganadera.

    Por todo ello, Virgina Márquez pide mucha precaución a la hora de adquirir un caballo “que nadie compre o recoja animales sin saber sus necesidades”, recordando de esta manera que “en la buena etapa económica se adquirían caballos por capricho, y ahora, se les abandona”.

    Algunas historias, aunque muy tristes, pueden llegar a tener un final feliz. Como el caso de Sirius, que ahora tendrá una familia que cuidará de él en Francia, pero que hasta hace ocho meses vivía emparedado en 15 metros cuadrados, y totalmente abandonado. De hecho, se alimentaba de comida de cerdos, del matadero donde vivía. O la historia de Salomón, al que encontraron aún siendo potrillo, abandonado en un vertedero, rodeado de esqueletos y basura, y bebiendo aguas fecales, de ahí, la delgadez extrema de este equino, de la que aún no se ha recuperado. A su lado, convive ahora Lluvia, a la que alguien ató a un poste de la luz, junto a otros dos caballos más, en una zona que se estaba inundando para que se ahogaran.

    Para salvar sus vidas “es importante la concienciación y denunciar cualquier maltrato”, recalca Virginia.

     

    Contenido relacionado:

    Cómo actuar ante el maltrato a caballos

    CyD Santa María ofrece apadrinar un caballo desde 1 euro

    Iniciativa Solidaria - Apadrinar un Poni

    Natura Parc - Centro de acogida de caballos abandonados

    La Aldea del Burrito

    Adopción y apadrinamiento con 'Salva un Caballo'

     

     

     

    Fuente e imagen: laopiniondemalaga.es / Rocío Cañada

     

    Artículos
    Suscríbete al boletín