Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Refugio de Caballos - Asociación en Defensa de los Équidos de Fonollosa (Barcelona)

    ArtículoSolidaridad Ecuestreviernes 01 junio 2012
    Compartir:

    Desde VdC queremos aportar nuestro granito de arena en ayudar a paliar el sufrimiento de los peludos con una sección de anuncios de caballos destinados a la adopción, apadrinamiento y acogida. Si crees que puedes echarles una mano, ¡ni lo dudes!

     

    Por desgracia, en el contexto actual de crisis económica, ver un caballo atado a un árbol no es ninguna novedad. El abandono de caballos está convirtiéndose en una práctica demasiado común. Esta conducta por parte del propietario o ganadero es la única forma que se les ocurre de reducir los gastos mensuales.

    La Asociación en Defensa de los Équidos posee un refugio en la localidad de Fonollosa, ubicado en las afueras de Manresa (Barcelona). Una de sus representantes, Susana Fernández-Escalante, achaca este triste desenlace a que "tener caballo se puso de moda. Las urbanizaciones estaban llenas de caballos. Casi si podría decir que en esta zona de cada cinco torres, una tenía caballo". Por supuesto, cuando la época de bonanza económica desapareció, los caballos se convirtieron en un gasto. Fernández-Escalante también recuerda que algunos "los compraban para luego revenderlos a mejor precio, pero ahora no hay compradores".

    Actualmente, en el refugio de Fonollosa hay 30 caballos y se ha llegado al límite, según señala Leonor Díaz de Liaño, otra de las responsables del refugio. Las trabajadoras del mismo recuerdan, eso sí, que no hace mucho tiempo, cuando alguien se quería deshacer de su caballo "lo llevaba a un matadero". Sin embargo, hoy en día no se llevan allí porque se requieren importantes registros sanitarios. Además "se deben pagar 60 euros por una eutanasia y 200 euros para el traslado del caballo", apunta Fernández-Escalante a la vez que lamenta que "hay gente que se lo quiere ahorrar".

    Por otra parte, existe el requisito de que todos los caballos deben llevar incorporado un microchip de identificación que permite localizar localizar a los propietarios. Se da la circunstancia de que hasta hace una año esta obligatoriedad no era necesaria, por lo que se facilita el abandono de caballos viejos.

    Desde la asociación hacen todo lo posible para promover el proceso de adopción de los caballos, aunque es un proceso riguroso y que implica de hecho, conlleva la concesión del caballo, pero no la propiedad del mismo, para garantizar el buen trato al animal. Fernández-Escalante conciencia a los adoptantes antes de que se lancen a adquirir un caballo: "que piensen bien las necesidades que ha de tener el animal antes de adquirirlo".

    Según datos facilitados por la agencia ACN, 370 caballos han encontrado refugio gracias al trabajo de la Asociación para la Defensa de los Équidos. En las instalaciones, además, no sólo se encuentran caballos, sino también perros, gatos, cabras, ovejas, burros e incluso ratas. Y es que las miembros de la asociación reconocen que no saben decir que no a ningún animal que “necesite un lugar donde volver a vivir de nuevo”.

     

    Contenido relacionado:

    Poni Club Barcelona en el Parque de l'Oreneta

    El Club Hípico Vallromanes

    Los problemas de una hípica en Barcelona

    Ruta a caballo: el pulmón verde de Barcelona

    La unidad montada de la Guardia Urbana de Barcelona

    Real Club de Polo de Barcelona

    CSIO - Concurso Internacional de Saltos de Barcelona

     

    Fuente e imagen: lavanguardia.com / Estefanía Escolà / ACN

    Artículos
    Suscríbete al boletín