Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    El Caballo Lipizzano y el Centro Ecuestre de Lipica

    ArtículoHistoria - Razasmartes 25 octubre 2011
    Compartir:

    En cualquier escapada a la costa del Adriático, no puede faltar una visita al centro sito en Eslovenia en el que el caballo Lipizzano tiene sus raíces. Dicho centro constituye no sólo el corazón de esta raza sino también un punto turístico que vale la pena no  pasar por alto.

    Lipica es el lugar a visitar, cuna de esta raza de caballos que posee sangre andaluza, árabe, y, por supuesto, eslovena. Se trata de un rincón casi paradisíaco, a pocos kilómetros de la costa, en un paraje de indudable belleza rodeado de tilos y robles y cuyo sonido más agradable es el relinchar de los caballos lipizzanos.

    En este lugar son criados y aquellos que muestren mejores habilidades llegarán a ser domados para la Alta Escuela, con sus cabriolas y corbetas, para ser admirados por turistas y visitantes en los espectáculos ecuestres que se llevan a cabo con bastante asiduidad, prácticamente a diario.

    A pesar de ser caballos blancos espectaculares, cuando nacen, y son potros, hasta los seis o diez años aproximadamente, mantienen un pelaje oscuro.

    La Yeguada de Lipica es visitada anualmente por unos 100.000 turistas ya sean locales o extranjeros. Tal es la influencia e importancia de este centro que la Federación Internacional de Lipizzanos ha decidido convertirlo en el centro de registro oficial de todos los caballos existentes en el mundo pertenecientes a esta raza. Se considera que existen actualmente alrededor de un millar en Eslovenia, de los cuales, 350 están en Lipica. A nivel mundial suponen alrededor de unos 10.000 ejemplares.

    No sólo llevan el registro sino que también organizan competiciones de doma clásica internacionales, campeonatos de salto de obstáculos y pruebas de enganches.

    En la visita turística se disfruta, además del espectáculo y danza ecuestre, de visitas a las cuadras en las que los caballos pueden ser vistos de cerca y acariciados. Se ofrecen, también, clases de equitación a aquellos interesados y paseos en carruaje. Y es que el centro ecuestre de Lipica cuenta con dos hoteles, terrenos de golf y tenis y un museo dedicado al caballo lipizzano. Además, es un lugar escogido por numerosas parejas para celebrar sus bodas en tan idílico lugar.

     

    Vídeo del arte y elegancia del caballo Lipizzano.

     

    Artículos
    Suscríbete al boletín