Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Estudio demuestra la existencia de los Appaloosa hace 25.000 años

    ArtículoHistoria - Razasmiércoles 09 noviembre 2011
    Compartir:

    El arte rupestre muestra una visión realista de la naturaleza, y no simbólica, como se creía ampliamente entre los paleontólogos. Así lo revela un reciente estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), que señala que los caballos moteados pintados durante el Paleolítico existieron realmente, y no fueron una imaginación de los artistas cavernícolas.

    Estos animales, retratados por los pintores prehistóricos en las paredes de las cuevas, no son visiones expresivas o abstractas, sino que por el contrario reflejan las especies presentes en la naturaleza en el momento de ser realizadas.

    El estudio es resultado de una investigación conjunta de universidades de Estados Unidos, Francia, Rusia, España y Reino Unido sobre obras de arte del Paleolítico (hace 25.000 años) en la región Franco-Cantábrica (Sur de Francia y Norte de España).

    Los científicos se concentraron en las representaciones de una especie concreta de caballo moteado, cuyas manchas responden a un fenotipo de caballo salvaje ya desaparecido, que pueden verse en las famosas pinturas de los caballos moteados de Pech-Merle, en el sur de Francia y con más 25.000 años de antigüedad, donde aparecen, junto con otra fauna, grabados y dibujos de siluetas humanas y caballos con motas similares a la piel de un leopardo que se consideraban representativos de un mundo mágico desconectado de la realidad.

    "Nuestros resultados sugieren que en algunos casos las pinturas prehistóricas están estrechamente relacionadas con la apariencia real de los animales retratados y que cualquier connotación simbólica o trascendental no está señalada por el color o el modelo de estas pinturas", afirma el estudio.

    Todos los fenotipos de color en los animales que se ven en estas pinturas, concluyen los investigadores, ha sido comprobado que existieron en poblaciones de caballos prehistóricas ya desaparecidas.

    Estos caballos moteados, que seguramente fueron muy raros en condiciones naturales durante la prehistoria y que parecen incluso haber estado a punto de desaparecer en las primeras etapas de la domesticación, volvieron a ser relativamente frecuentes a partir de época histórica.

    Entonces, su uso, más ornamental que utilitario, se puso de moda desde Persia a Europa occidental entre los dignatarios y notables de aquellas sociedades, desembocando eventualmente en la aparición de una serie de razas entre las que encontramos al 'Appaloosa' americano.

     

    Artículos relacionados:

    Los Caballos Prehistóricos de Teruel

    Los dientes de los caballos respaldan a Darwin

    El caballo 'Tarpán' y su extinción en el Paleolítico

    Los caballos primitivos encogieron por el calor

    Origen de los primeros caballos domésticos

    Origen y evolución del caballo

      

     

    Fuente: RTVE/EFE

    Imagen: Pech Merle Museum

    Artículos
    Suscríbete al boletín